Menú Buscar
Imagenes de sanitarios del Hospital de Igualada, situado en la zona confiada por coronavirus / EFE

La enfermera de Igualada acusada del brote asegura que el Govern miente

"Ni fui a la comida ni mi familia viajó a Italia", afirma en un comunicado, mientras que sus compañeros dicen que no eran 80, sino 53, los asistentes al ágape, que se hizo en el Ateneu

4 min

La versión de los profesionales sanitarios de la ciudad de Igualada (Barcelona), confinada por el coronavirus, contradice la que esta mañana ha dado el Govern, que ha atribuido el brote a una comida a la que asistieron, dicen, médicos y enfermeras contagiados. Precisan que no eran 80, sino 53, que se hizo dentro del Ateneu el 28 de febrero y que no asistió el personal contagiado porque ya estaba aislado.

Pero es que, además, la enfermera a la que se acusa del brote ha emitido un comunicado enviado a La Veu de l'Anoia en el que exige una rectificación a la Generalitat. “Ni asistí a la comida ni mi familia ha viajado a Italia”.

Una comida con 80 personas

Según la versión de la consejera de Salut, Alba Vergés, el secretario de Salud Pública, Joan Guix, y la subdirectora del CatSalut, Marta Chandre --que han comparecido hoy ante los medios para asegurar que “por fin” ya estaban en disposición de explicar lo ocurrido en Igualada--, el brote se propagó con virulencia a causa de una comida multitudinaria que reunió a unas 80 personas. Entre los asistentes a este evento popular, celebrado el 28 de febrero, se encontraban varios profesionales sanitarios, uno de los colectivos más infectados en esta zona de Cataluña. Guix destacó que "el origen exacto" del brote de la Cuenca de Ódena "no se sabe", pero apunta a un "clúster familiar" en el que cinco personas dieron positivo en coronavirus. La familia había hecho un viaje a Italia y participó en la comida popular días después. 

Sin embargo, la familia de la enfermera ha enviado un comunicado al citado diario local en su nombre. En el mismo asegura que "teniendo conocimiento de que se han dado varias informaciones que indican que el origen del brote de coronavirus en Igualada está relacionado con mi persona, me veo con la obligación de pedir una rectificación de la información incorrecta difundida por parte de la Consejería de salud de la Generalitat entre los medios de comunicación”.

La primera enfermera infectada

“Soy la primera enfermera del Hospital de Igualada que fue detectada el día 9 de marzo y que está relacionada con el clúster familiar. Yo fui contagiada por una fuente desconocida, pero ni yo misma ni nadie de mi familia hemos viajado a Italia, tal como se ha difundido en diferentes medios de comunicación. Por lo tanto, esta información es incorrecta y se debe rectificar”.

"Hoy, 20 de marzo, en una rueda de prensa el secretario de Salud Pública, Joan Guix, afirmó que el brote de Igualada había tenido origen en una comida el pasado 28 de febrero donde se contagiaron varios profesionales sanitarios. Se ha especulado que yo asistí a aquella comida, pero esta afirmación es falsa pues no asistí a la misma".

"No volví a trabajar"

"En cuanto a mi actuación como profesional sanitaria, en el primer momento que tuve síntomas de enfermedad fui al CAP. Allí no sospecharon que pudiera tener Covid-19 ni se me hizo ninguna prueba en ese momento ni se me diagnosticó de Covid-19. Me dieron la baja y no volví a trabajar hasta que no tuve el alta médica".

"Creo que en todo momento actué correctamente y no creo correctas las difamaciones que circulan sobre alguna actuación imprudente por mi parte. También aprovecho para dar ánimos al personal sanitario y agradecer su trabajo en estos momentos tan complicados", concluye.