Menú Buscar
Vista general del Hospital General de Cataluña (HGC), que Comín quiere comprar por 50 millones / CG

El HGC desmiente al 'conseller' y niega haber recibido oferta alguna

Escepticismo en el Hospital General de Catalunya sobre la capacidad de la Consejería de Salud para cerrar la compra del centro

4 min

La oferta del consejero de Salud, Toni Comín, de nacionalizar el Hospital General de Cataluña (HGC) a cambio de 50 millones de euros ha sido desmentida por el centro sanitario esta misma mañana.

"No existe ningún tipo de comunicación formal, ni oferta en firme, por parte del Departament de Salut para comprar el Hospital Universitario General de Catalunya", ha manifestado en una nota pública. “Ante la inexistencia de esta oferta de compra planteada por el Sr. Comín --a través de Catalunya Ràdio--, consideramos que no se puede estudiar ni analizar algo que no existe”. 

Desde el punto de vista oficioso, el anuncio de Comín ha sido recibido con escepticismo en el sector. Fuentes del tejido médico catalán habían adelantado que la empresa propietaria del centro, Quirónsalud, y los trabajadores desconocían el plan del conseller. Tras verbalizarla Comín el viernes, el clima en el complejo médico situado en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) se ha enrarecido.

"Hoy mismo nos reuniremos con la dirección del hospital para conocer más datos de la propuesta", ha anunciado CCOO. 

Expertos en la red sanitaria pública catalana, a la que el HGC pertenece por concertación, han arrojado dudas sobre la última rectificación del titular de Salud.

"Salida de tono"

Dichas voces han criticado lo que ven como una "salida de tono más" del consejero catalán de Salud, tras su encontronazo con la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, y la difusión de un audio en el que se arrogaba la propiedad de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell.

La otra idea que se baraja entre personal y gerencia del General, aseguran fuentes conocedoras, es un llamamiento a la calma ante una idea percibida como "extemporánea".

Déficit de Salud

En este sentido, caben subrayar la poca capacidad presupuestaria de Salud. En 2015 se le asignó una dotación total de 8.466,99 millones de euros, de los cuales 8.200 millones estaban destinados al Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut). El desvío de las cuentas para el ejercicio anterior, no obstante, sitúa la cifra real en torno a los 9.200 millones.

Con estas cifras, la vicepresidencia de Economía fijó la aportación inicial a la Consejería en 2016 en 8.475,5 millones de euros. Con el límite de déficit fijado por el Ministerio de Hacienda del 0,7% para todas las comunidades autónomas, el gasto total de Salud para este ejercicio debería situarse por debajo del anotado el año pasado, según informa el blog RBA Salut i Gestió.

Impagos

Además del débil músculo financiero del departamento, caben reseñar las dificultades de pago en varios capítulos. El CatSalut ha anunciado que tendrá dificultades en pagar la concertación de los hospitales catalanes el mes de octubre. En los 30 días en curso, Comín sólo podrá pagar el 50% de los 350 millones que debe a los hospitales que tienen contrato con Salud.

Después, la factura de noviembre se pagará con fondos propios, pero la de diciembre queda pendiente de la aportación mensual del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

En el mismo sentido, Salud ha tenido problemas para abonar vencimientos menores, como la parte proporcional de la paga extra de 2014 en la Corporación Sanitaria Parc Taulí, o los pagos mensuales a las farmacias.