Menú Buscar
El barco más grande del mundo, el crucero 'Harmony of the seas', en su paso por Vigo, donde hizo escala en su viaje a Barcelona.

El barco más grande del mundo ya está en Barcelona

El crucero ‘Harmony of the seas’ tendrá este verano su puerto base en la capital catalana

Redacción
2 min

El Harmony of the seas ha llegado a Barcelona. El barco más grande del mundo empieza su temporada turística en el puerto de la capital catalana, donde tendrá su base durante todo el verano. Casi 227.000 toneladas, 362 metros de eslora, 32 meses de construcción, 520 litros de gasolina consumidos cada la hora, 2.100 tripulantes y 6.780 plazas para pasajeros. Estos son los números que lo han llevado a tomar el relevo a sus predecesores, Allure of the seas y Oasis of the seas.

La nueva nave de Royal Caribbean realizará un total de 22 salidas desde la Ciudad Condal y recorrerá el Mediterráneo en siete días. Después de pasar por Vigo, Málaga y, ahora, Barcelona, el Harmony of the seas viajará a Palma y visitará las costas francesa e italiana. Su próximo destino, previsto para otoño, será el Caribe.

Expectación y polémica

Ya sea por curiosidad o por contrariedad, el paso por Barcelona del barco de los récords ha causado revuelo. La embarcación recibirá hoy domingo de manos de la autoridad portuaria la placa de primera escala. El ayuntamiento no participará en el acto. Y es que desde el gobierno municipal se ha cuestionado el éxito del modelo turístico de cruceros, e incluso se ha planteado su limitación.

Las cifras previstas para los próximos tres meses ponen de manifiesto el impacto de la llegada masiva de cruceros en el puerto de Barcelona. En total, 260 barcos pasarán por la capital catalana. Este mes de junio se estima que serán 247.000 los pasajeros que desembarcarán en la ciudad, ya sea por unas horas o por estancias más largas.

La controversia está en el beneficio que supone la presencia de todos estos cruceros para Barcelona y si éstos compensan los posibles inconvenientes. Para protestar contra la excesiva presencia de cruceros en la ciudad, un grupo de vecinos y ecologistas han convocado una concentración en la terminal en la que está atracado el Harmony of the seas.