Menú Buscar
Un conductor conduce su automóvil

Las diez infracciones en la carretera que conllevan multa

Muchas de estas conductas que son habituales entre conductores comportan sanciones económicas altas y la pérdida de puntos

5 min

Las multas por exceso de velocidad o hablar con el móvil sin el manos libres son una constante. Pero hay otras, algunas de ellas más desconocidas, que también comportan una sanción económica.

La asesoría jurídica Pyramid Consulting ha recogido un decálogo de infracciones por las que la Dirección General de Tráfico (DGT) concreta qué multa conlleva y el peligro que supone cometerlas.

La calidad de los neumáticos

No hay que apurar los neumáticos demasiado tiempo, porque es un riesgo en la carretera. Especialmente cuando ha llovido o nevado, que tienen menos adherencia. La profundidad mínima requerida para turismos es de 1,6 milímetros

Las multas para este tipo de infracciones son de 200 euros por neumático. Si se atiene al Reglamento General de Vehículos, se considera una infracción grave

Las luces

La carretera debe ser un lugar visible, por lo tanto hay que utilizar las luces cuando sean necesarias. Incluso, mejor en exceso, cuando también es de día y la carretera está bien iluminada. 

Hay que revisar el alumbrado antes de empezar a circular. La sanción económica para este tipo de infracciones es de 200 euros.

Los intermitentes

A veces se generan imprevistos en la carretera por el hecho de que un conductor no ha utilizado correctamente los intermitentes. Hay que utilizarlo y, además, con tiempo suficiente para avisar al resto de conductores de la intención de hacer dicha maniobra. 

Utilizar los intermitentes es obligatorio, incurriendo si no en una infracción grave penada con 200 euros.

Circulación

El exceso de velocidad es una de las multas más comunes. Pero no solo en la autopista. Al aproximarse a pasos de peatones sin semáforo, zonas residenciales, colegios y a autobuses que están en sus paradas, se debe moderar la velocidad.

Las infracciones por conducir sin precaución o incluso de forma negligente se consideran graves cuando provocan peligro y se sancionan con hasta 260 euros.

Carril derecho

El carril derecho es el que se tiene que utilizar siempre que la afluencia en la carretera lo permite. Los otros sirven para adelantar. Es habitual ver a conductores que ocupan los carriles del centro y la izquierda estando libre el derecho.

De acuerdo con el reglamento, es una infracción grave sancionada con 200 euros.

El 'stop'

Hay conductores que hacen el stop como si fuera un ceda el paso, al otear y percatarse de que no hay otros vehículos cerca. Pero no es correcto. Hay que marcar bien el stop, ya que suelen fijarse en sitios de poca visibilidad.

Es una infracción grave que se sanciona con multa de 200 euros y la pérdida de 4 puntos.

Cargas mal sostenidas

Los vehículos de mercancías con cargas tienen que estar bien sujetadas. De lo contrario, pueden provocar situaciones de riesgo para los vehículos que van detrás, en especial en vías donde se circula a más velocidad.

Circular con un vehículo cuya carga ha caído en la vía por mal acondicionamiento, creando peligro para el resto de usuarios, es una infracción muy grave sancionada con 500 euros.

Mirar antes de abrir la puerta

Previamente a abrir la puerta después de estacionar, se debe mirar por el retrovisor.

Este tipo de acciones que hacemos sin pensar pero que pueden causar riesgo a otros usuarios se consideran infracciones graves y son sancionados con 260 euros.

Estacionamiento

Hay sitios donde está terminantemente prohibido estacionar, como en las paradas de autobús. Además, obstaculizan el tránsito de los peatones.

Es por esta razón que estas inmovilizaciones están consideradas infracciones graves y sancionadas con 200 euros.

Estacionar sobre la acera

Muchos coches aparcan una rueda encima de la acera, para tener más espacio. Un comportamiento que invade el espacio destinado a los transeúntes. 

Estacionar sobre aceras o zonas peatonales es una infracción grave y sancionada con 200 euros.