Menú Buscar
Una foto de archivo de los Mossos d'Esquadra en una operación policial con detenidos

Dos detenidos por el secuestro de un hombre en Lloret de Mar

Tras un año de investigación, Mossos d'Esquadra y Policía Nacional detienen a los tres últimos implicados en el secuestro de un hombre durante 12 días

21.06.2018 11:01 h.
4 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido, en una operación conjunta con la Policía Nacional, a dos hombres por el secuestro de un hombre en Lloret de Mar. Asimismo, otro implicado ha quedado en calidad de investigado. Los hombres, de nacionalidad española, colombiana y ecuatoriana retuvieron a la víctima durante 12 días en junio de 2017.

El secuestro empezó en la localidad costera catalana. La víctima, un actor y modelo, fue trasladada y retenida durante cinco días en un piso de Cervelló para más tarde ser desplazado a Toledo. La investigación ha durado un año y ha cerrado el círculo de implicados en el caso. En junio de ese mismo año, detuvieron al hombre responsable del secuestro y a otros cinco implicados que ingresaron en prisión.

Las autoridades mantuvieron abierto el caso, algo que permitió iniciar una segunda investigación que ha concluido un año más tarde. El hombre de nacionalidad española participó en el traslado del secuestro y fue el encargado de custodiar a la víctima hasta la ciudad manchega. El colombiano fue el encargado de retener al joven en Cataluña y el tercer investigado, de origen ecuatoriano, dio soporte logístico para realizar el traslado. 

Disposición judicial

Finalmente, el día 12 de junio se detuvo a estos tres implicados en el caso. Tras registrar ambos domicilios, en Cervelló y en Toledo, la policía pudo encontrar pruebas que han incriminado directamente a los detenidos.

La persona de origen colombiano ha pasado a disposición del Juzgado de Guardia de Navalcarnernos y ya ha ingresado en prisión provisional. El tercer implicado ha quedado en libertad a la espera de una citación judicial y el español también ha pasado a disposición judicial.

Liberación de la víctima

La mujer de la víctima fue quien dio la voz de alarma a los Mossos tras recibir una llamada desde el teléfono de su marido. Un hombre que no era él, la amenazó con herir a su marido y le exigió el pago de 1,5 millones de euros para mantenerlo con vida. 

La investigación concluyó que el secuestro había sido realizado por un grupo criminal experto en secuestros y retenciones ilegales. Tras localizar desde donde llegaban las llamadas se activó un dispositivo para encontrar a la víctima. Tras acordar un intercambio, los delincuentes sospecharon de la posible presencia policial e intentaron darse a la fuga. La policía pudo detener a los secuestradores y rescatar a la víctima. 

El hombre fue trasladado de urgencia al hospital de Móstoles parcialmente inconsciente por las drogas suministradas durante esos 12 días y los golpes. Aun así, no presentó heridas graves, solo en las muñecas por el roce de las cuerdas y en la cara. 

El jefe de la banda, un hombree de nacionalidad rumana fue el encargado de suministrarle la medicación gracias a su acceso directo a los medicamentos. En el momento de los hechos cursaba estudios de medicina en una universidad de Madrid. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información