Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos d'Equadra efectúan una detención, como la del gerente de Roses que estafó más de 300.000 euros mediante la compraventa de vehículos / MOSSOS

Detenido en Roses por estafar 300.000 euros mediante la venta de coche de importación

El gerente de una empresa de vehículos denunció ante los Mossos que había comprado 17 vehículos nuevos y de segunda mano que nunca había recibido

2 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido en Roses a un hombre como presunto autor de un delito de estafa mediante la compraventa de coches importados de Europa del Este. En concreto, el ahora detenido se habría hecho con más de 300.000 euros en estas operaciones fraudulentas.

El investigado se hizo pasar, según ha podido saber Diari de Girona, por el gerente de una empresa que vendía vehículos importados de Polonia y de la República Checa. El detenido cuenta con antecedentes por hechos similares en Francia, donde le prohibieron ejercer la profesión comercial hasta 2030.

Estafó a un empresario de Roses

En abril el gerente de una empresa de compraventa de vehículos denunció ante los Mossos que había sufrido una estafa tras contactar con el ahora detenido para comprar varios vehículos importados de Europa del Este. En concreto, el denunciante explicó que había acordado la compra, en dos operaciones, de 17 vehículos nuevos y de segunda mano con otro empresario de Roses.

El primer pago, de 165.344 euros, lo realizó el 25 de marzo para la adquisición de ocho vehículos matriculados en la República Checa. El segundo, el 8 de abril, cuando se hizo con nueve vehículos procedentes de Polonia por 309.954 euros.

Antecedentes en Francia

El empresario empezó a preocuparse al comprobar que los coches por los que había pagado más de 300.000 euros no llegaban y decidió comunicárselo a los Mossos, que comprobaron que no existía ningún negocio con el nombre utilizado por el detenido para realizar las transacciones.

La Unidad de Investigación de Roses lo detuvo finalmente del 18 de mayo como presunto autor de un delito de estafa y, tras pasar a disposición judicial quedó en libertad con cargos. El detenido, que se había instalado en Empuriabrava, tenía todas sus empresas embargadas y ya había sido condenado en Francia por delitos similares.