Menú Buscar
Un coche de la Guardia Urbana, que ha detenido al agresor de la menor / TWITTER

Detenido por lanzar un vaso a una pareja LGTBI en Barcelona

El presunto autor de los hechos ha desafiado a los agentes de la Guardia Urbana y está acusado de delitos de odio, discriminación y de resistencia a la autoridad

04.03.2019 12:01 h.
4 min

Barcelona ha sido escenario de un nuevo caso de intento de agresión a personas del colectivo LGTBI. La Guardia Urbana ha comunicado la detención de un hombre como posible autor de una vejación verbal a una pareja, además del haber intentado atacar a estas personas con un vaso

Los hechos han ocurrido durante la madrugada del lunes en el barrio de Poble-sec, en el distrito de Sants-Montjuïc. Según la información con la que cuenta la policía local de Barcelona, el suceso habría ocurrido alrededor de las 2.30 horas en un local de ocio de la zona. 

Insultos e intento de agresión

La información con la que trabaja la Guardia Urbana apunta que el autor de los hechos habría comenzado a proferir insultos a la pareja por motivo de su condición sexual. En un momento dado, esta persona incluso ha intentado lanzar un recipiente que tenía en la mano hacia ellos. Ha sido entonces cuando se ha requerido la presencia de los agentes policiales, que han sido avisados inmediatamente. 

El arresto del presunto autor se ha llevado a cabo en el mismo local, según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona. Sin embargo, su detención no ha sido sencilla. El hombre se ha resistido ante los policías y ha llegado incluso a desafiar su autoridad. Esta es la razón por la que se encuentra acusado de un delito de resistencia grave a los agentes, además de delitos de odio y discriminación por su actitud hacia la pareja. 

Actitud homófoba en el metro

El hecho ha sido uno de los sucesos contra la comunidad LGTBI que han tenido lugar hoy, pero no el único. Un usuario ha denunciado en Twitter haber sido víctima de una agresión homófoba en las instalaciones del Metro de Barcelona, concretamente, en un convoy de la línea L1. El hombre ha explicado que los agentes de seguridad del suburbano no han hecho acto de presencia a pesar de que "hemos apretado dos veces el botón de SOS".

Ha aprovechado su perfil en la red social para denunciar la "indiferencia" mostrada por los demás pasajeros del metro que han sido testigos de los hechos y ha resaltado que incluso uno de ellos "nos ha pedido a nosotros, las víctimas, que nos cambiáramos de vagón".