Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marihuana en posesión del detenido / MOSSOS

Un conductor se da a la fuga con ocho kilos de marihuana en su coche

El hombre condujo tres kilómetros en sentido contrario por la autovía A-2 y puso "en grave riesgo" a los viandantes de un municipio que cruzó

3 min

Los mossos y la policía municipal de Abrera (Barcelona) han detenido a un conductor que se dio a la fuga con ocho kilos de cogollos de marihuana en el vehículo que conducía. La huida se produjo sin respetar la señalización de las calles y carreteras por las que transitó, lo que supuso un "grave riesgo" para los viandantes del municipio y para otros conductores, según detalla la policía catalana. 

El detenido cruzó el núcleo urbano de Abrera "a gran velocidad", entró en la autopista A-2 y recorrió tres kilómetros por ella con su vehículo. Lo hizo sin respetar el semáforo que da entrada a esta vía y en sentido contrario al del tráfico, lo que "obligó al resto de conductores a esquivarlo", apuntan desde Mossos d'Esquadra.

Huida a coche y a pie

La policía de Abrera consiguió darle el alto antes de que llegara a Martorell (Barcelona) tras bloquearle el paso. Al verse atrapado, el conductor se bajó del coche e intentó huir a pie, pero fue interceptado por una patrulla de mossos que se había unido a la persecución. Antes de ser reducido, el hombre se resistió ante los policías a golpes.

El vehículo que condujo y abandonó al salir corriendo para fugarse escondía ocho kilos de marihuana, según descubrieron los agentes en el registro. Se encontraban envasados al vacío --fórmula utilizada para reducir su característico olor-- y estaban preparados para la venta.

Cuatro delitos

El conductor está acusado de cuatro presuntos delitos: de tráfico de drogas, contra la seguridad vial, por conducción temeraria y por resistencia a los agentes de la autoridad. A todo ello se le suma la denuncia por daños a los vehículos policiales contra los que chocó para intentar fugarse.

El acusado ha pasado a disposición policial y ha quedado en libertad con cargos, a la espera de juicio.