Menú Buscar
Varias personas con mascarillas ante el riesgo de contraer coronavirus

Descartado el coronavirus en el niño de 8 años hospitalizado en Cataluña

Las pruebas médicas descartan la presencia de la enfermedad en el menor, procedente de Wuhan

3 min

Las pruebas médicas realizadas al niño de 8 años hospitalizado en Cataluña como posible caso de coronavirus han dado negativo, según ha confirmado la Agencia de Salud Pública de Cataluña. Las alarmas habían saltado este domingo después de que el menor, procedente de Wuhan, cumpliera tanto los criterios clínicios como epidemiológicos que se relacionan con el contagio de la enfermedad.

El niño se encuentra ingresado en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona a la espera del resultado de los análisis de laboratorio. "Los resultados de las pruebas realizadas al niño de ocho años han dado negativo y, por tanto, queda descartado como caso de coronavirus", ha informado la Consejería de Salud de la Generalitat en Twitter.

Un caso positivo en España

El menor ingresó en el Hospital Clínic, ya que cumplía con los criterios sospechoso de padecer el virus. El resultado negativo mantiene la cifra de afectados en España en una sola persona, un turista alemán que ha dado positivo en La Gomera.

El hombre, que presenta un estado asintomático hasta el momento y no tiene fiebre, habría entrado en contacto con personas infectadas en Alemania, tras lo que viajó hasta España. Fue entonces cuando las autoridades locales recibieron el aviso y procedieron a realizar análisis que resultaron positivos.

Expansión del virus

El pasado viernes la OMS elevó a alerta mundial la situación ante su expansión del virus, que afecta ya a más de 11.000 personas. Hasta ahora han muerto 304 infectados, todos ellos en China a excepción de Filipinas, donde este domingo ha fallecido la primera persona por el virus fuera del territorio chino. El número de curados tras padecer la enfermedad es de 331, según cifras oficiales.

El coronavirus 2019-nCoV cuyo foco arrancó en el mercado de Wuhan, lugar de procedencia del niño hospitalizado en Barcelona, se caracteriza por provocar neumonía con síntomas como fiebre alta, tos seca, dolor de cabeza y problemas respiratorios. Además, los expertos han alertado que durante el perido de incubación, que suele durar entre tres y siete días, aunque se puede alargar hasta 14, y en el que el enfermo se encuentra bien, el virus se puede contagiar.