Menú Buscar
Un alumno en una clase de Formación Profesional / EFE

Desajuste en la enseñanza catalana: la consejería ‘regala’ profesores de FP a curso iniciado

La previsión de docentes de junio, cuando se cierran las plantillas, no contempla el número final de alumnos

4 min

La consejería de Enseñanza regala profesores de Formación Profesional (FP) una vez comenzado el curso. El departamento dirigido por Meritxell Ruiz ha enviado docentes adicionales a algunos centros para contrarrestar la planificación con la que se cierran las plantillas en junio.

A finales de curso todavía no está disponible el número final de alumnos matriculados en cada grado, por lo que la previsión de profesores no se corresponde con las necesidades del número definitivo de estudiantes, que se conoce en septiembre. Para compensar esta situación, la consejería introduce ajustes de plantilla sobre la marcha, una vez comenzadas las clases, según fuentes sindicales.

Es el caso de un instituto de Barcelona. Aunque la dirección prefiere mantener el anonimato, fuentes del centro aseguran que este año han llegado dos profesores nuevos a FP para cubrir las necesidades generadas por este fenómeno. “Se incorporaron a finales de septiembre, una vez empezado el curso y con los horarios hechos”, explican.

Cambios en la inscripción por la LOMCE

Fuentes del sector aseguran que no hay un protocolo establecido para aumentar el número de profesores: “Algunos centros los reciben y otros, no”. El desajuste entre docentes y alumnos se produce desde hace años, según explican. “Este año es más acusado, ya que ha habido cambios en las inscripciones con la entrada en vigor de la LOMCE en FP”.

Este es el primer año en el que se ha implantado el acceso directo entre el grado medio y el superior, por lo que más estudiantes se han matriculado para este curso. Además, de los efectos de la polémica ley de educación, impulsada por el PP y rechazada por gran parte de la comunidad educativa, otros factores contribuyen a agravar la situación.

Los alumnos que tienen pendiente algún módulo del primer curso y que, por tanto, tienen que examinarse en septiembre, no se tienen en cuenta tampoco en las previsiones de junio.

Aumento de ratios

Todo esto, sumado a los recortes en educación que ha introducido la Generalitat en los últimos cuatro años, ha tenido como consecuencia directa un aumento de ratios en la FP de los institutos catalanes. “En los últimos 10 años, las ratios han aumentado el 50%”, explican desde CCOO.

Si antes solía haber una veintena de estudiantes en cada grupo, ahora llegan a ser “más de 40”. El Consorcio de Educación de Barcelona cierra las ratios en junio a 35 alumnos por aula.

Los sindicatos reivindican el papel de la FP, que consideran “olvidada” por el Gobierno catalán. Fuentes de la CGT aseguran que “en el discurso político lo utilizan y dicen que es imprescindible impulsarla para mejorar la economía; en la práctica, el presupuesto y los docentes son cada vez menos, mientras que el número de estudiantes aumenta”.