Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Montserrat Escudé, portavoz de Mossos, durante la presentación de un informe sobre delitos de odio y discriminación en Cataluña / MOSSOS

Los delitos de odio aumentaron un 26% en 2021 en Cataluña

Las denuncias por LGTBIfobia se han triplicado desde 2016, alcanzando el año pasado los 215 casos

3 min

Los Mossos d’Esquadra han instruido 496 denuncias por delitos de odio y discriminación en 2021, lo que representa un aumento con respecto al año anterior de un 26%. Así lo ha explicado la inspectora y portavoz del cuerpo Montserrat Escudé en una rueda de prensa ofrecida este miércoles.

Si bien los Mossos achacan este fuerte incremento al fin de la pandemia, que hizo descender considerablemente los datos en 2020 debido al confinamiento, las cifras no dejan de ser preocupantes. Sobre todo porque el 11,5% de las víctimas son menores de edad.

LGTBIQ+, el colectivo más afectado

Los Mossos han confirmado que las denuncias por LGTBIfobia se han disparado, pasando de las 62 registradas en 2016 a las 215 del año pasado. En este ámbito, 134 estuvieron relacionadas con la homofobia, 42 con la transfobia, 24 con la lesbofobia y 15 contra el colectivo en su conjunto.

Por detrás del colectivo LGTBIQ+, al que afectan el 44,3% de los delitos de odio y discriminación, se sitúan las víctimas de delitos de odio por cuestiones étnicas, raciales y de nacionalidad, con un 28,4% de los casos registrados. En tercer lugar, destacan las denuncias por cuestiones de orientación política, con un 20,9%.

La mayoría, presenciales

La provincia de Barcelona es el lugar en el que más episodios de odio y discriminación se han registrado, seguida de Girona, Lleida y Tarragona, por este orden. En total, solo en Barcelona se han registrado 170 casos de LGTBIfobia y 103 episodios racistas en 2021.

De los casi 500 casos denunciados en Cataluña, sorprende que solo 45 fueron cometidos a través de las redes sociales, frente a 451 casos que fueron cometidos presencialmente. En este sentido, las tipologías delictivas vinculadas al odio que más se denuncian son los delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, las lesiones, las amenazas, el trato degradante y los daños.

La importancia de la prevención

El año pasado los Mossos detuvieron a 116 personas e investigaron a otras 330 por hechos relacionados con el odio y la discriminación, lo que se traduce en una resolución del 72% de los casos. De los investigados, el 20% fueron mujeres frente a un 80% de hombres. Además, un 19% de los mismos eran menores de edad. Concretamente, 30 tenían entre 10 y 13 años y 56 entre 14 y 17 años.

No obstante, la policía autonómica recuerda que el único camino para erradicar esta tipología delictiva es la prevención, que pasa por concienciar y sensibilizar a la población sobre la diversidad. Por eso, los Mossos han puesto en marcha diversas acciones en el ámbito escolar para tratar de reducir estas cifras. En total, el cuerpo ha realizado 337 actividades formativas y de sensibilización que han tenido una asistencia de más de 7.500 personas.