Menú Buscar
cocina vall hebron

Cucarachas y óxido en las cocinas del Vall d'Hebron

CSIF denuncia que la falta de inversión de la sanidad catalana pone en riesgo la salud de pacientes y profesionales

28.03.2019 17:58 h.
4 min

Los trabajadores del Hospital Vall d'Hebron, en Barcelona, denuncian el mal estado de las cocinas del centro. Desde el sindicato CSIF aseguran que hay cucarachas y que las alcantarillas expulsan agua de los baños, una situación que se ha visto agrabada por los recortes y la falta de inversión de la sanidad catalana en uno de los centros que destaca por su calidad asistencial. 

Sanitarios explican que han encontrado insectos paseando por las baldosas y mobiliario oxidado junto a los alimentos. Además, la falta de presupuesto también se hace evidente en la calidad de los menús que sirven a los pacientes. Una falta de inversión que "hace que existan desperfectos y carencias importantes en el mantenimiento de las instalaciones que ponen en riesgo la salud de los pacientes y los profesionales", denuncia la organización sindical. 

Salud y seguridad en el trabajo

"La salud y la seguridad en el trabajo es un derecho irrenunciable que debe garantizarse a toda persona trabajadora y, en particular, deben incluirse medidas más restrictivas en aquellas actividades que presenten índices superiores en cuato a riesgos laborales o cuando la actividad desarrollada es de mayor peligro por las consecuencias que podrían suponer", denuncian desde CSIF, que subraya que en el caso de las cocinas de los centros sanitarios, se desarrolla "una actividad sensible y con un alto grado de riesgo". 

Desde el sindicato piden que las medidas de prevención en las cocinas sean más estrictas y que se aplique con más rigor la "importancia que tiene la alimentación de los pacientes para la recuperación de su salud".

Espacios insalubres

Los trabajadores se han quejado de manera constante porque el mobiliario de la cocina del Vall d'Hebron está oxidado y consideran que debido a este deterioro no se pueden garantizar las condiciones de salubridad necesarias para elaborar las comidas de los pacientes

"Los desperfectos en las baldosas del suelo de las cocinas pueden crear accidentes laborales. Las alcantarillas del suelo se embozan y expulsan defecaciones provenientes de los baños, cuando por normativa, las cocinas no pueden estar en el mismo edificio que el de los pacientes", critican desde CSIF. 

Recortes en la sanidad pública

No solo se han deteriorado las instalaciones del centro, los empleados denuncian que los ingredientes de los menús también se han visto alterados debido a los recortes en la sanidad pública. "Productos como el pollo se han retirado de las cenas y se repiten tortillas y sopas casi cada día y ya no se sirve café con leche en las meriendas", explican. 

El sindicato considera "inaceptable"que el Comité de Seguridad y Salud Laboral del Vall d’Hebron, no implemente las medidas necesarias para solucionar esta situación y reitera que están "poniendo en riesgo la salud de los usuarios".