Menú Buscar
Rosa Peral Viñuela con sus dos hijas / CG

Crimen de la Guardia Urbana: Albert insiste en que el mantero se despeñó

Rosa Peral ignora lo que sucedió porque no se encontraba en el lugar de los hechos

2 min

El agente de la Guardia Urbana, Albert López, implicado en el crimen de Foix, ha explicado ante la juez de instrucción número 31 de Barcelona que no empujó al supuesto mantero, José Antonio González, alias el boniato, quien, la mañana del día 9 de agosto del 2014, se despeñó por un barranco de la montaña de Montjuïc mientras huía de la policía. El Boniato falleció horas después a causa de las heridas sufridas.

Albert lo niega 

López niega que le dijese a nadie que había matado al mantero porque éste, minutos antes, había apuñalado en la pierna a Rosa Peral, miembro del mismo dispositivo policial que trabajaba en aquel momento en Montjuïc, y se había acercado al sospechosos para identificarle.

Peral dice no saber lo que ocurrió porque, simplemente, no estuvo en el lugar de los hecho cuando éstos se produjeron, ya que permaneció inconsciente, herida, siendo atendida por sus compañeros mientras el mantero huido en la montaña de Mointjuïc era perseguido por Albert.

Rosa no pudo ver nada 

Por lo tanto, Rosa Peral no ha podido explicar nada al respecto de lo sucedido porque no vió nada. Sólo se ha ratificado en que minutos después de los hechos Albert le dijo: “Lo he matado yo…no soporto que nadie te toque…”. Peral ha añadido que cuando López fue recriminado por ella al respeto, el agente se desdijo alegando que ese comentario no era mas que una broma.

Peral ha negado haber dicho en la cárcel de Wad Ras que Albert era el asesino del mantero. La exagente de la Urbana se ha limitado a repetir ante la juez del Juzgado número 31 de Barcelona, la misma versión que dio ante la juez de Vilanova que investiga el caso del llamado “crimen de Foix” o de la Guardia Urbana.