Menú Buscar
motos en Tenerife

Conocer la isla de Tenerife en moto, un placer indescriptible en pleno auge

Recorrer la isla sobre dos ruedas es una experiencia inolvidable al alcance de todos los bolsillos

6 min

En los últimos tiempos la Venta de Motos en Tenerife se ha disparado, presentando unas cifras muy elevadas que incluso en ciertos periodos han llegado a superar a las de antes del surgimiento de la crisis económica en el año 2007. Lo mismo sucede con los números que hacen referencia al alquiler de motocicletas.

Esta última opción es la preferida por los turistas españoles que eligen la isla tinerfeña como su destino vacacional. Pero, ¿a qué se debe que las motos estén viviendo un auge de tal calibre en Canarias? En las próximas líneas detallamos todos los factores que han dado pie a este gran boom.

Carreteras idóneas para ser recorridas con vehículos de dos ruedas

La isla de Tenerife cuenta con una superficie total de más de dos mil kilómetros cuadrados. Es por ello que, recorrerla de punta a punta, se convertiría en un suplicio si sus carreteras dejaran que desear. Afortunadamente no es el caso del que hablamos, puesto que los ayuntamientos llevan años invirtiendo ingentes cantidades de dinero en alcanzar y mantener un buen estado de las vías.

Y no es para menos, puesto que son conscientes de la importancia que adquieren para la actividad turística de la región. De hecho, muchos de los turistas que acuden al territorio tinerfeño lo hacen con el principal objetivo de realizar rutas en moto. Un elevado porcentaje de visitas, por tanto, podría perderse si las carreteras quedasen relegadas a un segundo plano por parte de las instituciones.

El buen alquitranado conlleva que la presencia de baches y otros peligros sea nula. El firme es llano y, por supuesto, las curvas no faltan a lo largo del trayecto sea cual sea el desplazamiento efectuado, así que la diversión es máxima al circular sobre dos ruedas, tanto solo como acompañado.

Precios asequibles

Por muy buenas carreteras que haya en Tenerife, de poco servirían si las motocicletas disponibles presentasen unos precios demasiado elevados. De hecho, no sería del todo extraño, puesto que ante la elevada demanda son muchos los sectores que aprovechan para incrementar tarifas. Por suerte, empresas como Más que Motos Tenerife no ponen en práctica dichas políticas y habitualmente lanzan ofertas muy atractivas. Alquilar una moto en la isla para varios días es una inversión asequible, e incluso adquirirla si se tercia la ocasión, sobre todo si se opta por el mercado de ocasión del cual sorprende el buen estado en el que se encuentran los modelos que están a disposición de los clientes.

El factor económico va más allá abarcando no solo el precio de la unidad en cuestión, sino también de todo el desplazamiento llevado a cabo. Desde el seguro por pasajero hasta el combustible, todo es asequible en comparación con los costes que derivan de la obtención temporal o definitiva de otros tipos de medios de transporte. Resaltar también la mayor facilidad a la hora de aparcar una moto, sobre todo en pleno verano, estación en la que se incrementa muy notablemente el número de visitantes que visitan la isla para disfrutar de unas condiciones climáticas inmejorables.

Paisajes inolvidables haciendo rutas increíbles

Si por algo se caracteriza Tenerife, en términos moteros, es por albergar una considerable cantidad de rutas. La isla se adapte perfectamente a los gustos de todos los viajeros que se decantan por las dos ruedas.

Un claro ejemplo es la subida al Teide, un volcán rodeado de un Parque Natural que se eleva imponente sobre el mar. Con una motocicleta, los 200 kilómetros que conforman la ruta de ascenso se completan en poco tiempo, gozando de una experiencia que gusta especialmente a los amantes de la naturaleza en estado puro.

Aquellos principiantes que desean dar comienzo a su aventura sobre dos ruedas por Tenerife con un desplazamiento nada complejo, tienen a su entera disposición la ruta de Anaga, altamente recomendable por las facilidades que surgen al recorrer este Parque Rural repleto de encantos.

En este sentido, es inevitable hablar sobre los paisajes. Ya de por sí los mismos son espectaculares desde la propia moto, pero además existe la posibilidad de parar en cualquier mirador sin que surjan dificultades para aparcar temporalmente el vehículo. De esta manera es posible deleitarse con las vistas y hacer un breve descanso recuperando fuerzas para continuar con las rutas seleccionadas.

En definitiva, para conocer la isla de Tenerife no hay nada mejor que disponer de una moto. Independientemente de si viajas solo o realizas la aventura contando con la compañía de tu pareja, un amigo o cualquier otro conocido te lo pasarás en grande, será la experiencia imborrable.

--

Contenido patrocinado