Menú Buscar
Imagen del bar Copacabana de Coslada, donde se produjo el crimen / Google Street View

Condenan con la mitad de años a un violador y asesino por ir borracho

La Audiencia Provincial de Madrid sentencia a 27 y 13 años de cárcel a dos hermanos que en 2016 violaron y mataron a una mujer; a uno de ellos se le aplica la mitad de pena por ir ebrio

3 min

La Audiencia Provincial de Madrid ha reducido a la mitad la pena de cárcel a un hombre que violó y asesinó junto a su hermano a una mujer en la localidad madrileña de Coslada. El juez ha condenado con 27 y 13 años y medio de cárcel a cada uno aduciendo que, aunque ambos participaron por igual en el crimen, uno de los dos -el de la sentencia más baja- iba ebrio en el momento de los hechos.

Según ha informado este lunes la Cadena SER, la resolución que condena a ambos hermanos estima que, en el caso de uno de ellos, el alcohol "alteró considerablemente su capacidad para adecuar su comportamiento al sentido de la norma". Y le atenúa la pena por eso.

Asesinato y agresión sexual

Los hechos, según dicha resolución, ocurrieron de madrugada en marzo de 2016. Los dos hermanos acudieron al bar Copacabana de la avenida Príncipes de España de Coslada y, una vez allí, tras hablar con la dueña, la violaron y asesinaron a golpes utilizando un radiador de diez kilos.

Los dos culpables fueron detenidos meses después, y la Audiencia Provincial de Madrid les condena ahora por los delitos de asesinato y agresión sexual, atendiendo a la consideración del jurado popular, que les consideró culpables. Además de la prisión, ambos tendrán que indemnizar a los familiares de la víctima con 220.000 euros. La mujer tenía a su cargo a una hija de once años.

"Extrema violencia"

El crimen, según la sentencia, se produjo "con extrema violencia", y sin que la víctima tuviera ninguna posibilidad de defenderse. Algunos testigos apuntaron la existencia de un posible conflicto previo entre la víctima y uno de los agresores, por haber alojado en su casa a la pareja de éste, que la había agredido en varias ocasiones.

La condena de uno de los dos hermanos se queda en trece años y medio de cárcel, al aplicarle los jueces el atenuante por embriaguez.