Menú Buscar
Publicidad de uno de los sistemas que permiten comunicarse de forma inmediata sin conocer el idioma del interlocutor.

Cómo andar por el mundo sin saber idiomas

La tecnología pone al alcance cualquiera mecanismos para lograr la traducción mecánica en tiempo real y a costes moderados

Ana Portolés
3 min

Las aplicaciones de diccionarios y hasta el Google Translator han quedado obsoletos. Lo último es traducir sin siquiera escribir las palabras ni realizar ninguna otra gestión, lo que sin duda cambiará nuestra forma de viajar, asistir a reuniones o participar en una videoconferencia.

Ili, el traductor de mano sin internet es un aparato del tamaño de un paquete de chicles que no necesita de conexión a wifi ni 3G para funcionar. Solo hay que mantener apretado su botón central para que recoja la voz por su micrófono y la devuelva traducida de forma inmediata por su altavoz.

De uso público

Según sus creadores, el aparato es capaz de recoger la voz de forma clara, aun en entornos ruidosos como un bar o un mercado, y la batería es capaz de aguantar un día.

El lanzamiento de Ily se prepara para este verano con tres idiomas incorporados: inglés, chino y japonés, pero la empresa ya anuncia una segunda versión que incluirá francés, coreano y tailandés, y una tercera con español, árabe e italiano. Aunque la compañía aún no habla de precios, algunas páginas especializadas lo sitúan por encima de los 185 euros.

En vídeollamadas

Skype, la famosa empresa de mensajería, ha entrado en 2016 con nuevo conversor instantáneo, capaz de traducir llamadas y videollamadas bidireccionalmente de alemán, chino (de China, Hong Kong y Taiwán), español, francés, inglés (de Estados Unidos) e italiano.

El traductor ya se puede descargar de forma gratuita desde la web de la compañía, y el usuario puede decidir si escuchar la traducción o ver una transcripción. En estos momentos solo está disponible para Windows 8.1 y Windows 10 Technical Preview y se recomienda utilizar una conexión a internet de banda ancha.

Eso sí, como cualquier APP gratuita, avisa de que “tiene permiso para usar algunas funciones de tu dispositivo que pueden afectar a tu privacidad”. En concreto, red doméstica o de trabajo, biblioteca de documentos y conexión a internet.

La apuesta de Google

Hace exactamente un año, Google anunciaba una nueva versión de su traductor, que esta vez incluía la capacidad de traducir de voz, foto y vídeo. Por ejemplo, basta fotografiar una señal de alerta en el extranjero que no sabemos de qué nos está avisando para que el móvil nos devuelva la imagen idéntica pero con el texto en nuestro idioma.

Eso sí, mientras el traductor de texto es capaz de operar con 90 idiomas, en el caso de la voz el número se reduce a 40 y, para las fotos, a 26. Aun así, sigue siendo el más completo. Como siempre con Google, descargar la aplicación es totalmente gratis, y solicita al usuario tener permiso de acceso a su identidad, SMS, fotos y archivos multimedia, micrófono y cámara.