Menú Buscar
El consejero catalán de Salud, Toni Comín, en una comparecencia en el Parlament / CG

Comín asegura que los hospitales públicos de Sabadell y Terrassa “tienen disponibilidad”

El consejero de Salud justifica el polémico fin de los conciertos sanitarios en la comarca del Vallès Occidental

22.01.2017 12:00 h. Actualizado: 22.01.2017 12:03 h.
3 min

Toni Comín, el consejero de Salud catalán, ha asegurado este domingo que los hospitales públicos de las ciudades de Sabadell y Terrassa (Barcelona) tienen la “disponibilidad para hacer intervenciones y atender a los enfermos”. Niega el colapso de centros como la Corporación Sanitaria Parc Taulí para justificar el polémico fin de la concertación de servicios con la red sanitaria privada del territorio que ha movilizado al sector.

Asimismo, afirma que la “filosofía” que se ha seguido para tomar esta decisión es de “sentido común total”. Para ejemplificar la política, hace un paralelismo comercial: “Si tienes cuatro pares de zapatos en casa no te vas a comprar siete más fuera”.

Consenso en las políticas

El responsable de sanidad asegura en una entrevista en el canal 3/24 que el objetivo de su mandato es alcanzar el “consenso en la política de salud”. Reconoce que ahora no existe, pero se ha mostrado optimista por el devenir del debate de la propuesta de presupuesto del departamento que encabeza. “No diré que ha sido plácido, pero sí constructivo”. No ha hecho mención, por ejemplo, al rechazo unitario del consejo de colegios y el sindicato mayoritario.

Comín saca pecho de que Cataluña, en esta materia, habla “de tú a tú con los mejores y nadie lo cuestiona”. Asegura que la fortaleza del sistema y la seguridad de la cobertura universal está consolidada y que los efectos negativos de los recortes se compensarán en gran medida con la propuesta económica para 2017. “Con el presupuesto, revertimos un tercio de los recortes”. Ha anunciado que las “condiciones salariales y de plantilla mejorarán”, sin ofrecer mayores detalles.

Financiación de atención primaria

El consejero de Salud ha reivindicado la reestructuración de la financiación de atención primaria que ha impulsado bajo la premisa de que el “estado de salud de la gente está condicionado de forma muy fuerte por la situación económica”. Por ello, este servicio se debe “financiar en función de la necesidad y no de la población”, algo que se estudia en el marco del nuevo plan nacional del sector. 

La consejería avanza en obtener un “instrumento para hacer una radiografía de la realidad”. El trabajo avanza a buen ritmo, según las declaraciones de su máximo responsable político.