Menú Buscar
La actriz María Lapiedra junto a la escuela de élite barcelonesa Oak House School / FOTOMONTAJE DE CG

Revuelta en un colegio de élite de Barcelona por la presencia de la hija de una actriz porno

Grupos de padres del Oak House intentan presionar a la dirección del centro para evitar la escolarización de la niña en el exclusivo centro educativo

21.10.2016 10:46 h.
4 min

Los grupos de Whatsapp están a punto de explotar por la frenética actividad de las madres del elitista colegio OAK House, uno de los pocos centros privados que no está concertado por el Departamento de Educación de la Generalitat de Catalunya, tras el descubrimiento de que en la clase de P3 está escolarizada la hija de la famosa actriz porno barcelonesa, María Lapiedra.

El descubrimiento lleva unas semanas candente pero la directora del centro, Julie Harris, aplicó una estrategia de normalidad, de respeto a los niños y a sus progenitores que se ha revelado insuficiente. La presión de los padres ha desbordado a la dirección del colegio y está causando estragos en la comunidad de progenitores, así como mucho interés de los alumnos de mayor edad por ver a la famosa madre en vivo y en directo en la puerta del colegio. 

Piden "acción inmediata"

Algunos integrantes de la comunidad escolar reconocen que la publicación del caso en El Español ha sido la gota que ha colmado el vaso y sienten vergüenza del colegio de sus hijos.

Madres de distintas clases se están organizando para pedir “una gestión responsable” y una “acción inmediata de la dirección respecto a este asunto”. Entre otras medidas que circulan por los grupos de redes sociales se plantean recoger firmas y crear una plataforma de interlocución directa con la directora y el patronato de la fundación privada, que guía los destinos de la institución.

El Oak House es un colegio de referencia de la alta sociedad catalana, donde familias adineradas y burguesas de Barcelona, aseguran una educación inglesa a sus hijos, y les mantienen en una burbuja social y económica protegida. En las últimas horas, sin embargo, está sufriendo un tsunami sin precedentes. Entre el grupo más beligerante de progenitores se preguntan como ha llegado esta madre “tan poco ejemplar”, “tan descarada”, “una actriz porno” a un colegio tan exclusivo o cómo la Dirección ha admitido esta madre. Otros confirman que es normal descubrir imputados, investigados ahora, en distintas causas políticas y empresariales “pero todo dentro de lo normal del mundo de los negocios”, pero que este acontecimiento es “distinto, desgraciado y denigrante”.

Un posible caso de 'mobbing' escolar

Un grupo de padres se plantea solicitar la expulsión de la hija de María Lapiedra. La dirección y el patronato de la fundación, con Alicia de Carlos Bertrán, Fernando de la Cruz López, Mª Luisa Francolí Plaza, Cristina Guardans Cambó, Anne Martel, Carlos Onandia Alsius y Karly Phillips, mantienen un hermetismo total. Expertos en gestión de centros escolares señalan que no se puede expulsar a un alumno por razones de reputación social, ni discriminar a una madre soltera. 

En los propios grupos de red social de los padres, las posiciones más templadas añaden que se debe ir con mucho cuidado de no provocar un escandalo mayor en medios de comunicación e incluso ser acusados por mobbing escolar, que pueda derivar en un expediente en la Generalitat y cometer un delito penal serio.

La tranquilidad de las élites familiares de Barcelona en OAK House está rota y deteriorándose por momentos.

Comentar
serena 22/10/2016 - 18:31h
La elección del fotomontaje es absolutamente deleznable y recuerda más bien el amarillismo de cierta prensa hociquera. Me parece muy poco edificante para un Crónica Global que incluso en sus normas de participación pide respeto en los comentarios y evitar contenidos difamatorios, vejatorio o insultantes. El montaje fotográfico entra totalmente dentro de estas categorías. Por otro lado, no veo que hace una declarada independentista,que incluso se pinta las cuatro barras en su cuerpo, llevando a sus hijos a una escuela donde NO SE CONTEMPLA PARA NADA LA INMERSIÓN DEL CATALÁN. Y dónde hay quienes hacen esfuerzos económicos extra para que sus hijos puedan recibir una educación libre de fanatismos de toda clase. Ese colegio no se merece este circo mediático.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información