Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer durmiendo

Un colchón de calidad es más importante de lo que imaginas

Contar con un colchón de calidad adaptado a nuestra postura y nuestro cuerpo es fundamental para descansar de forma adecuada durante la noche

4 min

Dormir bien es fundamental para poder enfrentar todas las actividades y retos que surgirán durante el día. Pero a pesar de que todo el mundo conoce la importancia de un buen descanso, a menudo no se cumple con esta premisa, lo que tiene consecuencias negativas en nuestra salud física y mental. Y es que para dormir bien no basta con tumbarse a descansar durante siete u ocho horas, sino que es imprescindible contar con un colchón de calidad que se ajuste a nuestras necesidades.

Un buen colchón tiene numerosas ventajas directas e indirectas. En primer lugar, evitará dolores de cuello y espalda, muy frecuentes al dormir en una superficie demasiado dura o demasiado blanda. Por otra parte, nos proporcionará todos los beneficios indirectos que trae un buen descanso, como por ejemplo reducir el riesgo de enfermedad cardíaca o disminuir el estrés. Por supuesto, un buen descanso también se reflejará en nuestro rostro ya que tendremos mucho mejor aspecto sin ojeras o bolsas bajo los ojos. 

¿Cómo debe ser el colchón?

Para conseguir un buen colchón, debemos prestar atención no solo a sus características, sino también a las nuestras. Según la OCU hay dos aspectos que es importante analizar a la hora de adquirirlo: la firmeza y el material del que está hecho. Si dormimos de lado, lo mejor es optar por un modelo que sea blando para no hacernos daño en las caderas o en los hombros; mientras que si dormimos boca arriba o boca abajo será inteligente optar por uno algo más duro. El peso también influye, por lo que si somos de complexion delgada nos vendrá mejor un colchón blando y si tenemos sobrepeso, uno duro.
En cuanto a los materiales, hoy en día podemos encontrar modelos hechos de espuma, de látex o híbridos. Al analizar este aspecto debemos fijarnos en si queremos mantener el calor, para lo que será mejor un clásico colchón de espuma, o estar frescos, para lo que será mejor uno de látex.

Otras ayudas al sueño

De todas formas, el colchón es solo un elemento dentro del compendio de cosas y factores que necesitamos para dormir adecuadamente. Desde la Clínica Universidad de Navarra recomiendan una serie de consejos para dormir adecuadamente. En primer lugar, es muy importante mantener horarios regulares y seguir una rutina para que nuestro cuerpo se acostumbre. Por otra parte, debemos evitar las siestas para llegar lo suficientemente cansados/as a la hora de dormir. Además, si hacemos ejercicio físico, es mejor que sea durante el día y no justo antes de acostarnos. Por último, no debemos utilizar pantallas justo antes de meternos en cama, ya que esto generará muchas dificultades para conciliar el sueño. 

Si aún así tenemos dificultades para dormir o padecemos de insomnio, debemos consultar con un/a profesional con nuestro/a médico/a, ya que puede ser debido a algún trastorno o a situaciones de estrés que debemos solucionar desde la raíz.

--

Contenido patrocinado