Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de los Mossos d'Esquadra / EP

Los Mossos detienen a cinco jóvenes en dos días por una serie de robos en Roses

Dos rumanos están acusados de asaltar una tienda de telefonía móvil y tres marroquíes, de robar en una casa

3 min

Los Mossos d’Esquadra han detenido a cinco hombres en dos días en Roses, dos de ellos por robar en una tienda de telefonía móvil y tres por robar en una casa de la localidad gerundense. Los cinco, dos de ellos con antecedentes, han pasado a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Figueres, que ha decretado su libertad a la espera de juicio

Según ha informado hoy la policía catalana, el primero de los hechos tuvo lugar la madrugada del 21 de marzo cuando, alrededor de las 04.30 horas, los Mossos recibieron el aviso de la Policía Local de Roses de que se estaba produciendo un robo con fuerza en una tienda de telefonía de la Avenida Jaume I.

Cazados en el coche

Mientras una patrulla se dirigía al establecimiento, otros se situaron en las vías de salida de la población y en pocos instantes detectaron y pararon a un turismo ocupado por dos hombres. Entre los pies del conductor y del copiloto localizaron seis teléfonos móviles aún con la alarma puesta, así como unos guantes de trabajo. La otra patrulla verificó que el escaparate tenía un gran agujero causado por el impacto de una tapa de alcantarillado y que habían arrancado seis teléfonos móviles del mostrador con su fijación y alarma.

Por ello, los Mossos detuvieron a los dos hombres, de 18 y 33 años, respectivamente, de nacionalidad rumana y vecinos de Badalona, como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en interior de establecimiento.

El ruido les delató

Al día siguiente por la tarde, en la misma comisaría recibieron el aviso de un vecino que alertaba de que tres chicos habían entrado a robar en una casa de la calle Punta del Mig. Cuando llegaron a la finca los agentes escucharon unos fuertes ruidos que provenían de detrás de la casa y al acercarse se encontraron a tres jóvenes que daban golpes con una piedra a la cerradura de una puerta, y otras dos puertas más de acceso a la vivienda forzadas.

Los agentes les localizaron dos piedras, dos destornilladores, un cuchillo, tenazas, tijeras y una bolsa llena de ropa. Los tres jóvenes de 18, 20 y 24 años, de nacionalidad marroquí y todos ellos vecinos de Roses, quedaron detenidos como presuntos autores de un delito de robo con fuerza en interior de domicilio.