Menú Buscar
Los Cierco afirman que nunca han pretendido entorpecer a la Fiscalía

Los antiguos propietarios de BPA lograron los registros en los domicilios de los Pujol

Fuentes de la familia del expresidente aseguran que al menos un documento aportado por los Cierco y que imputa a la esposa de Oriol Pujol ha sido falsificado

6 min

La “herencia” del padre de Marta Ferrusola en Andorra sólo fue una cortina de humo. Alguien lanzó esa información para provocar algún desliz en aquellos que están al frente de la investigación del caso Pujol y que, el pasado día 24 de abril, ordenaron el registro en los domicilios del matrimonio Pujol-Ferrusola.

Se lanzó ese globo sonda para saber qué estaba pasando y qué estaban buscando el juez del proceso y Anticorrupción.

Lo que impulsó al juez José de la Mata y al fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, a lanzar esa ofensiva sobre el anciano matrimonio procede de los datos que el que fuera accionista de BPA Higini Cierco entregó a la fiscalía mediante diversas reuniones en las que participaron sus abogados y la cúpula de Anticorrupción.

El regalito de los antiguos propietarios de BPA no era otro que la supuesta existencia de movimientos de dinero no declarado de Marta Ferrusola en Andbank, con posterioridad al año 2011, fecha en al que ese banco invitó a los miembros del clan Pujol a trasladar el dinero a otra entidad bancaria, BPA.

Moix, de primera mano

Sobre eso no se le preguntó a Jordi Pujol Júnior, pero el golpe de efecto que se materializaría en los registros estaba ya urdido y a punto desde las alturas de la fiscalía. 

En este sentido, conviene recordar que el fiscal del caso Pujol, ajeno a esos contactos entre los Cierco y Moix pero conocedor a posteriori de los mismos, Fernando Bermejo, fue obligado a no participar en esos registros a instancias de su jefe. Esas diligencias se produjeron en el contexto de la investigación que, paralelamente, el fiscal jefe anticorrupción promovió contra sus subalternos, Fernando Bermejo y José Grinda, por la denuncia del imputado Rafael Pallardó, quien les acusa de coacciones.

Indignación en la familia Pujol

La defensa de Jordi Pujol afirma que al menos uno de los documentos aportados por Higini Cierco en fiscalía el pasado 31 de marzo es falso. En concreto, asegura que se ha falsificado el certificado de Andbank según el cual Anna Vidal Maragall, esposa de Oriol Pujol Ferrusola, fue titular de la cuenta 24800 en esa entidad bancaria. Sin embargo, el juez y los fiscales no lo ven así y la han imputado por blanqueo de capitales.

Los abogados de Pujol, muy molestos por los derroteros que está tomando el caso, aseguran que la policía andorrana aseveró una y otra vez que el titular de esa cuenta era Jordi Pujol Ferrusola y nadie más.

Ventilador en marcha

Los Cierco mueven ficha y avisan a navegantes: disponen de información que dejaría con el paso cambiado a Andbank y podría dinamitar, ahora sí, la esencia y los cimientos de la estructura financiera de Andorra, o lo que es lo mismo, del propio país.

Los Cierco quieren 300 millones por el banco que el Gobierno andorrano de Antoni Martí, presidente, y Jordi Cinca, ministro de Finanzas, les intervino tras la denuncia del Fincem estadounidense y la confesión incriminatoria de Pallardó. La estrategia de los antiguos propietarios de BPA consiste en colaborar con la justicia española y no tiene otro objetivo que lanzar un mensaje a aquellos que se pensaban que los hermanos propietarios del banco nacionalizado se iban a estar de brazos cruzados ante la intervención y el descrédito consiguiente que ha sufrido su apellido.

Moix da crédito

Moix lo ha comprado todo, a peso, según sus detractores. Incluida la denuncia de Pallardó contra sus fiscales cuya defenestración (aún por consumar) se considera un daño colateral y amortizable que se ha de pagar por el entente con los antiguos accionistas de BPA. 

Ya nadie duda de que los Cierco y el ex consejero delegado del banco, Joan Pau Miquel, son los directos beneficiarios del sorprendente cambio de declaración de Rafael Pallardó, el comisionista de Gao Ping que hace tres años declaró que BPA era un nido de blanqueo internacional de dinero sucio y hoy, tras rectificar, sostiene que los fiscales españoles, andorranos y la policía del Principado le amenazaron, le coaccionaron e indujeron unas declaraciones del todo falsas.

'Caso BPA': un vuelco en ciernes

Nerviosismo, mucho nerviosismo, en el Gobierno de Andorra. Algunos analistas, que avalan la teoría del ventilador conectado por los Cierco, han detectado que el Ejecutivo de Martí y de Cinca está empezando a endulzar su discurso contra los antiguos dueños de BPA, con quienes mantenían una guerra abierta hace unos meses. 

Todo el ámbito financiero se interroga sobre si Andorra podrá continuar como la plaza financiera que era en el pasado tras la sacudida que supuso el caso BPA y de la que el Gobierno del país no se siente responsable.

Destacadas en Vida