La iglesia de la Cienciología compra un castillo en Viladecavalls por 900.000 euros

Los seguidores de Ron Hubbard adquieren su primera gran sede en Cataluña con las donaciones de 300 familias y empresas, sin ayudas públicas

01.03.2017 00:00 h.
6 min
Nueva sede en Viladecavalls de la fundación Scientology (la iglesia de la Cienciología) / CG

La fundación Scientology (la iglesia de la Cienciología), la religión que busca la felicidad a través de uno mismo y que fue creada por L. Ron Hubbard en 1950 en Estados Unidos, ha comprado su nueva sede en Viladecavalls (Barcelona), una adquisición que forma parte de su proyecto de expansión por España y Europa.

castillo sant miquel fundacion viladecavalls

La organización ha presentado este martes oficialmente su nueva sede, una masía catalana del siglo XIX conocida como Castell de Sant Miquel de Gonteres, donde se celebrarán retiros, convivencia de religiones, formaciones y actos culturales.

Por ahora no podrán usar las instalaciones al completo porque solo algunas zonas están habilitadas, dado el estado en que se encuentra el castillo, que tiene 4.075 metros cuadrados construidos y unos 11.000 de terreno adyacente. La organización estima la duración de las reformas de un año, hasta que el recinto pueda usarse en su totalidad, aunque desconoce el presupuesto definitivo de la reforma.

Expansión en España

El presidente de Scientology en España, Iván Arjona, visitó ayer por la mañana a la alcaldesa del municipio, Cesca Berenguer, que felicitó a la organización por “dar más vida” a Viladecavalls. La organización también recibió el apoyo de la Dirección General de Asuntos Religiosos del Govern.

fundacion viladecavalls folleto

La organización ha explicado que empezó a buscar su sede catalana en 2005, y después de 12 años de recaudación y debate han decidido que esta localización es la idónea para desarrollar sus actividades religiosas. Iván ha aclarado que “la compra de esta finca ha sido financiada con las donaciones de 300 familias y empresas, pero no ha contado con subvenciones públicas” y ha añadido “todas esas aportaciones son locales”.

Preguntado por la organización y cooperación de la iglesia a nivel mundial, el presidente ha afirmado que cada país tiene su “propia hucha y su propia recaudación”. Ha señalado, sin embargo, que la Organización Internacional Scientology “cuenta con una hucha común para abrir sedes por todo el mundo en localizaciones estratégicas, pero son ellos los que deciden los presupuestos de inversión”.

Arjona cree que dado el crecimiento de la organización en España, que ya cuenta con más de 11.000 miembros, necesitaban una sede proporcional al número de adheridos. En Cataluña y las zonas fronterizas de Aragón, Comunidad Valenciana y Andorra se estiman entre unos 3.500 y 4.000 seguidores. Barcelona y Madrid se convierten así en las sedes centrales de Scientology en España, con presencia en otras ciudades como Sevilla, Bilbao, Vitoria y Valencia. 

Otras religiones

Desde Scientology España creen que la “fase de desconocimiento ya ha terminado”, puesto que la mayoría de españoles conocen la organización, aunque aseguran que “aún queda mucho por explicar”. Ellos mismos se catalogan como la organización “del más acá”, ya que no adoran a un dios como la religión católica o musulmana.

Sobre estas creencias, el presidente de la cienciología, que lleva en el cargo 18 años, ha explicado que no las ve como rivales. Primero porque Scientology acoge a cualquier persona que necesite ayuda personal y cede espacios propios para la práctica de otras religiones además de celebrar escapadas de convivencia. En segundo lugar, saben que el número de seguidores de estas religiones es incomparable con los suyos, “somos una religión bebé”.

Preguntado por los escándalos de la Iglesia Católica o los radicalismos de algunos sectores musulmanes, Scientology considera que hay que castigar a los culpables de esos delitos, pero no condenar a toda una organización por la mala conducta de algunos de sus seguidores.

Los proyectos de la organización se basan en voluntariados para los más necesitados y pregonar el camino hacía la felicidad en la busca del conocimiento de uno mismo a lo largo de 15 fases. Además, también ofrecen diferentes cursos por 45 euros, para que personas que necesitan ayuda personal puedan encontrar un camino para sentirse más felices.

La fundación cuenta con un millón y medio de voluntarios, que han ayudado en proyectos solidarios en Haití, el 11S, el 7J en Inglaterra o catástrofes naturales.

Etiquetados de secta

ivan arjona cienciologia scientology

Iván Arjona ha querido desvincularse especialmente de la mala fama que la organización tiene en algunos sectores de la sociedad, que etiqueta su organización como secta, remarcando que Scientology se basa en tres principios: la promoción de los Derechos Humanos, la promoción de la tolerancia y la promoción de enseñanzas de Scientology escritas por su creador, Hubbard.

¿Quiere hacer un comentario?