Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Granja industrial / GREENPEACE

Cataluña genera el 30% de las emisiones ganaderas de toda España

Greenpeace señala a la autonomía como "ejemplo a no seguir" por su modelo de ganadería industrial y apunta que, en los últimos cuatro años, la contaminación media por nitratos aumentó un 45,2%

Ricard López
6 min

La ganadería industrial de Cataluña es la que más contribuye de toda España a la crisis climática. La autonomía catalana es la segunda con mayor censo de porcino y la cuarta en bovino, lo cual hace que genere casi el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero del país atribuidas a ganadería, según señala un informe de Greenpeace.

Así lo señala Greenpeace en su informe Macrogranjas, veneno para la España rural, que analiza la evolución de la ganadería en los últimos años y sus efectos medioambientales. En el mismo, se observa que, desde 2015, la cabaña porcina ha crecido en Cataluña un 10% y el ganado bovino, un 11%.

Contaminación de las aguas por nitratos

El informe, presentado en el marco de la Semana de Acción contra la Ganadería Industrial, también denuncia que las medidas para frenar la contaminación del agua por nitratos de las granjas catalanas son insuficientes, ya que desde 2007 ha seguido aumentando.

Según Greenpeace, desde 2007 en el 62,3% de las masas de agua subterráneas de Cataluña el contenido en nitratos ha seguido aumentando y en los últimos cuatro la contaminación media por nitratos aumentó un 45,2%, por lo que la oenegé pide "dar un paso más, declarar una moratoria en toda la comunidad autónoma y empezar a reducir drásticamente el número de animales en intensivo".

"La producción de alimentos de origen animal derivada de esta inmensa cabaña ganadera está teniendo efectos nefastos para el medio ambiente", asegura la organización ecologista.

Más de ocho millones de cerdos

El informe destaca además que Cataluña es la primera comunidad autónoma en producción de alimentos elaborados con carne de cerdo, con 1.888.710 toneladas, y la segunda con mayor producción de alimentos de origen animal, sólo por detrás de Galicia, con un total de 3.139.384 toneladas en 2019.

Con 8,1 millones de cerdos y 650.000 vacas, Cataluña es la segunda comunidad autónoma con el mayor censo de porcino y la cuarta en cuanto a censo bovino, según Greenpeace, que resalta que ha sido de las pocas autonomías que respondió satisfactoriamente a la solicitud de información ambiental que le solicitó.

"Graves consecuencias ambientales"

El informe revela que en Cataluña el 100% de la cría de aves es industrial, así como el 99,9% del porcino, el 78% del bovino, el 43% del caprino y el 34% del ovino.

"Esta inmensa producción ganadera industrial tiene graves consecuencias ambientales y quedan claras al ser Cataluña la comunidad autónoma con mayor generación de gases de efecto invernadero provocadas por la ganadería (30% del total)", según el informe.

"Cataluña, ejemplo a no seguir"

Otro grave problema que ocasiona la ganadería industrial es "la contaminación del agua por nitratos y Cataluña es claro ejemplo del modelo a no seguir y de cómo las medidas adoptadas para frenar este problema, pese a que son pioneras en muchos casos, como la moratoria a la ganadería industrial en los municipios afectados, son claramente insuficientes", añade el informe.

"Es inadmisible e indignante que en Cataluña, pese a que la contaminación del agua por nitratos siga en aumento, se continúe a la vez permitiendo el crecimiento de la cabaña ganadera", ha declarado el coordinador de Greenpeace en Cataluña, Fernando Fernández.

"Este problema y el dato que arroja hoy Greenpeace, de que Cataluña es la autonomía que más contribuye al cambio climático debido a su modelo de ganadería industrial, deberían ser más que suficientes para pasar a la acción de forma inmediata y urgente", ha añadido.

Moratoria de cinco años

La organización ha incluido en su informe una serie de demandas para poner fin a la ganadería industrial y sus consecuencias ambientales. Entre ellas, ha vuelto a reivindicar una moratoria de al menos cinco años para la ganadería industrial, reducir gradualmente la cabaña ganadera en intensivo hasta alcanzar un 50% menos en 2030 y una nueva regulación de nitratos que permita reducir al menos un 50% las emisiones de nitrógeno para 2027.

Asimismo, reclama prohibir la publicidad de productos alimentarios insostenibles, como los provenientes de la ganadería industrial, e insanos, como las carnes procesadas y rojas. "El avance demencial de las macrogranjas en España está provocando consecuencias que se tardará décadas en revertir", ha concluido Fernández, que ha anunciado movilizaciones en toda España este viernes contra la ganadería industrial.