Menú Buscar
El caso BPA llega a juicio, en la imagen la fachada de la entidad bancaria / EFE

Caso BPA: Se multiplican las peticiones de nulidad

El Tribunal de Corts de Andorra dedicará la primera semana del juicio a dirimir si acepta o no las cuestiones previas que han presentado los acusados

3 min

Los 25 acusados por el llamado caso BPA (supuesta trama internacional de blanqueo de capitales a través de la entidad bancaria que comenzará a juzgarse a partir del 15 de enero), han inundado el Tribunal de Corts de peticiones de nulidad de lo actuado en el sumario que se inicio en 2011.

El Tribunal deberá dirimir sobre la admisión o no a trámite de dichas peticiones. Los acusados entienden que se han producido toda una serie de defectos de en el fondo y en la forma en cómo se ha tramitado esta investigación.

Todo nace en EEUU

El caso BPA nace a partir de un informe elaborado por el Tesoro de EEUU (FINCEM) en el que se apuntaba a la mencionada entidad bancaria como la base de una trama internacional de blanqueo de dinero procedente de la mafia china, la mafia rusa y de determinados dirigentes venezolanos próximos al chavismo.

Buena parte de esta peticiones de nulidad apunta a que el “auxilio judicial” que la Fiscalía andorrana solicito a la Fiscalía española para armar la estructura de la investigación, es irregular por cuanto no se siguieron los trámites que en este sentido estipula el convenio de Estrasburgo de 1959. El fiscal general de Andorra, Alfons Alberca, solicitó de sus homólogos españoles la información que al respecto de lo apuntado por el FICEM pudiera aparecer en el llamado sumario del caso Emperador que se sigue en la Audiencia Nacional sobre las actividades irregulares del empresario chino Gao Ping.

Según algunos de los acusados esa petición es improcedente por haberse hecho al margen de los tratados internacionales.

Sumario Emperador

Además de ello se da la circunstancia de que la Fiscalía española remitió a la andorrana la documentación requerida, pero la juez instructora del caso, Canolic Mignorace, rechazó durante los años de tramitación de la causa --y en varias ocasiones-- las peticiones de las defensas que reclamaban desde  Andorra la integridad del sumario Emperador. No fue hasta la conclusión de la instrucción, y con el caso BPA a punto de ir a juicio, que los jueces andorranos del Tribunal de Corts solicitaron todo el sumario Emperador a la Audiencia Nacional.