Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Zona del polígono industrial de Les Comes en Igualada, donde la menor sufrió la violación la madrugada del 1 de noviembre / GOOGLE STREET VIEW

El camionero que encontró a la menor violada en Igualada afirma que pensó que estaba muerta

Los hombres que hallaron a la víctima lamentan que no vieron a nadie más en la zona, mientras que la joven sigue ingresada para recuperarse de las lesiones

3 min

Uno de los dos camioneros que encontró a la menor de 16 años que sufrió una “brutal” agresión sexual en Igualada la madrugada del pasado 1 de noviembre ha hablado. El hombre afirma que la encontraron inmóvil y, en un principio, pensó que estaba muerta.

Así lo ha explicado en El Programa de Ana Rosa, donde ha contado que otro conductor de camión se acercó a él mientras repostaba. “Estaba gritando y me dijo que a 200 metros había una chica desnuda tirada en la bocacalle justo al lado”, ha apuntado. Tras conocer este dato, afirma que no dudó en correr a socorrer a la joven.

No vieron a nadie

El camionero cogió una camisa y una chaqueta que tenía para tapar a la chica, la cual “no respondía a ningún estímulo”. Tras comprobar que respiraba y seguía con vida, la cubrieron entre los dos. Explica que ella no llevaba nada encima, ni bolso ni documentación.

“Era un desierto y encima al ser festivo no todos los compañeros trabajaron aquella mañana”, lamenta. Por ello, asegura que los familiares de la joven están muy agradecidos con ellos dos por salvarle la vida. No obstante, lamenta que “las pocas cámaras de seguridad que hay no enfocan a la calle, no vi a nadie en todo el trayecto… Conozco muy bien la zona y los únicos que estuvimos presentes fuimos el otro camionero y yo”.

La joven se recupera en el hospital

Casi dos semanas después del suceso, la menor permanece ingresada en el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, donde se recupera de las lesiones tras ser operada de urgencia en dos ocasiones. Según informó su abogado, Jorge Albertini, en el mismo programa de Telecinco esta semana, la prioridad máxima de ahora es “curar las heridas que ella tiene y después curar las psicológicas”, aunque sostiene que va a ser un proceso duro y lento.

Mientras tanto, los investigadores del caso continúan peinando la zona del polígono industrial de Les Comes, donde ocurrió la violación, para intentar encontrar alguna pista que les ayude a identificar al posible agresor –o agresores–. De momento, no se ha producido todavía ninguna detención.