Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Janet Sanz, Elisa Durán y Marc Serra en la presentación del  proyecto de bosque vertical / CG

CaixaForum instalará en Barcelona el primer bosque vertical del mundo con árboles en suspensión

El proyecto contará con más de 500 metros cuadrados de fachada vegetal, 22.000 plantas y 15 árboles

3 min

La antigua pared del Palau de la Metalurgia, del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, tendrá a partir de diciembre el primer bosque vertical del mundo con árboles en suspensión para conmemorar el 20 aniversario de CaixaForum Barcelona. La directora general adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán; el director de servicios de recintos e infraestructuras de Fira de Barcelona, Marc Serra, y la teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, han presentado este lunes el proyecto en el que participan las tres entidades.

El bosque estará formado por 535 metros cuadrados de fachada vegetal. Estos contarán con 22.000 plantas y 15 árboles de grandes dimensiones. En cuanto a las especies, se han seleccionado 40 autóctonas o adaptadas al clima mediterráneo. La directora adjunta de la Fundación La Caixa ha destacado que el bosque vertical contribuirá a mejorar la calidad del aire de la ciudad.

Un coste de un millón de euros

Este proyecto tiene un coste cercano a un millón de euros y sus especies ya se encuentran en crecimiento en un invernadero. Con el objetivo de optimizar los recursos naturales, el mantenimiento del bosque estará basado en el consumo de aguas pluviales y el aprovechamiento del agua de riego.

Según ha explicado Durán, una de las motivaciones de la Fundación La Caixa para la construcción del bosque es trabajar por “la mejora de la sociedad a través de la cultura y la ciencia”. Sanz ha resaltado que esta iniciativa pone en valor la importancia de la arquitectura, el espacio público y la cultura.

Las raíces

La verticalidad del bosque invita a observar las raíces desde una nueva perspectiva. CaixaForum quiere mostrar las raíces para “enseñar aquello que no vemos nunca, pero que constituye el elemento de origen que nos sujeta y nos permite crecer”. La entidad también concibe esta instalación como un proyecto educativo en el que a través de un código QR, los espectadores encontrarán información sobre su vegetación.

La empresa especializada en jardinería vertical y cubiertas verdes Babilon, con la colaboración del obrador Arquitectura i Paisatge, Vidal i Solanes Arquitectes y Most Enginyers, ha coordinado la construcción del bosque junto a la Fundación La Caixa.