Menú Buscar
 La fachada proyectada por Toyo Ito para el Museo Hermitage Barcelona.

Barcelona rechaza el Hermitage, mientras Nueva York, Berlín y Oslo optan por el turismo cultural

El caso de la capital catalana contrasta con el de otras ciudades que sí apuestan por este tipo de instalaciones museísticas

3 min

El rechazo del Ayuntamiento de Barcelona a construir una sede del Museo Hermitage en la ciudad contrasta con la decidida apuesta de otras urbes como Nueva York, Oslo o Berlín por el turismo cultural y su apertura de nuevas instalaciones de este tipo.

Así, según publica este domingo Expansión, Oslo inaugurará esta misma primavera el museo dedicado al pintor Edvard Munch en un edificio diseñado por el arquitecto español Juan Herreros. El arte de Munch --autor de obras tan célebres como El grito-- se exhibirá en tres salas principales, hechoque permitirá exponer la mayor parte de sus 28.000 obras. Además, albergará exposiciones temporales de artistas noruegos e internacionales.

Noruega y Alemania no pieden fuelle

Al sur de Oslo, también en primavera, abrirá sus puertas Ramme, una propiedad que perteneció a Munch, y donde pintó sus famosas obras. Un nuevo destino cultural con exposiciones, conciertos y obras de teatro.

Berlín, por su parte, estrenó hace unos meses la James-Simon-Galerie, una nueva y espectacular entrada diseñada por David Chipperfield, arquitecto británico que ya reconstruyó el Neues Museum y que llevaba trabajando 20 años en este proyecto. El edificio está pensado como un puente entre el Museo de Pérgamo y el Neues, uniendo el pasado de sus edificios históricos de piedra caliza con la construcción blanca y contemporánea de Chipperfield.

Ampliación del MOMA

En EEUU, el pasado 21 de octubre reabrió sus puertas el Museum of Modern Art de Nueva York (MOMA), después de una ampliación en la que se han invertido 450 millones de dólares.

Ubicado en el centro de Manhattan, el MOMA dispone de 37.000 metros cuadrados de arte, ahora con un 30% más de espacio expositivo, donde se incluyen nuevas galerías de arte en vivo y un innovador Laboratorio de Creatividad con fines educativos que buscan acercar el arte a los tres millones de personas que lo visitan cada año. Su gran novedad es que la colección de obras de artistas como Andy Warhol, Jackson Pollock, Brancusi, Matisse o Picasso aparecen ahora expuestas junto a las obras que les inspiraron, de diferentes periodos y de muchos países.

Y hay más ejemplos. El nuevo museo de Petra (Jordania), inaugurado el pasado mes de diciembre, en un edificio de 1.800 metros cuadrados con más de 300 objetos.