Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el pleno municipal / EFE

Barcelona pasa de fase pero se queda aislada: nadie podrá entrar ni salir

La ciudad condal cuenta con su propia región sanitaria, lo que impide a sus habitantes el cruzar sus límites territoriales

2 min

Cataluña tendrá todo su territorio dentro de la fase 1 de la desescalada planteada por el Gobierno, lo que permitirá el desplazamiento de la ciudadanía a otros municipios que se encuentren dentro de la misma región sanitaria. Algo que no podrán hacer los residentes de la capital catalana.

La normativa se le vuelve en contra a la Conselleria de Salud de la Generalitat, que rechazó desde el inicio que la desescalada se diera por provincias y defendió las regiones sanitarias. La ciudad condal cuenta con la suya propia, lo que impide cualquier entrada y salida a la ciudad sin causa justificada.

Las dificultades de la desescalada

El lunes, Barcelona cambiará mucho a la vista de lo que se permite hacer hoy día, pero seguirá igual de aislada que hasta ahora. La división sanitaria que marca el territorio que avanza o se mantiene en la desescalada le juega una mala pasada a la capital catalana e impide que sus ciudadanos puedan cruzar sus límites territoriales.

De esta forma, un vecino de Badalona --ciudad fronteriza con Barcelona-- podrá visitar GranollersTerrassa o Pineda de Mar pero no se le permitirá entrar en la ciudad condal sin un motivo justificado. Una anécdota más de esta desescalada.

Petición de Barcelona a la Generalitat

El Ayuntamiento de Barcelona ha pedido unificar las regiones sanitarias de la ciudad con las de su alrededor --la metropolitana norte y la metropolitana sud--, una decisión que queda en manos de la propia Conselleria de Salud y que, en principio, decidirá en las próximas horas.

Por el momento, fuentes cercanas al departamento de Alba Vergés afirman que ven poco probable que el Govern acceda a la petición del consistorio de Ada Colau, por lo que Barcelona únicamente será accesible a aquellos que necesiten entrar y salir para trabajar o tengan una causa justificada.