Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos d'Esquadra detienen a una persona que ha cometido un hurto en Barcelona / MOSSOS

Barcelona registra un 80% más de hurtos con el regreso del turismo y se teme lo peor en verano

La ciudad va directa a unas vacaciones marcadas por la inseguridad por la intensa actividad de ladrones y carteristas

4 min

El fin de las restricciones, la reactivación económica y el regreso del turismo han traído consigo un incremento generalizado de los delitos en las principales ciudades españolas. En Barcelona ciudad, el delito que más se ha aumentado durante el primer trimestre con respecto a la misma época del año anterior son los hurtos, con 16.684 denuncias frente a las 9.311 de 2021, lo que supone un incremento del 79,2%.

No es el único delito que se ha disparado en la Ciudad Condal con respecto al año pasado. El balance de criminalidad elaborado por el Ministerio de Interior, que recoge los datos de todos los cuerpos policiales, revela que en Barcelona los delitos de lesiones y riñas tumultuarias han aumentado en el primer trimestre del año –con respecto a las mismas fechas de 2021—en un 88,5%. También se han disparado los delitos relacionados con el tráfico de drogas, en un 82%; los robos con fuerza en domicilios, en un 52% y las sustracciones de vehículos, en un 42%.

Aumentan los delitos sexuales

Aunque en menor medida, los delitos sexuales también han aumentado en Barcelona: en aquellos contra la libertad sexual se registró una subida de un 6,1% y en el caso de las agresiones sexuales con penetración un 5,6%. El único delito que desciende en la Ciudad Condal, según los datos de Interior, son los homicidios en grado de tentativa, que caen un 25% con respecto al año pasado, mientras que los homicidios y asesinatos consumados se mantienen estables, con dos durante el primer trimestre de año.

Preocupan las cifras de la capital catalana con respecto a los delitos menores. De las principales ciudades españolas, Barcelona es la primera en el ránking en el incremento de hurtos, con casi un 80%, seguida de Valencia, con un incremento del 76,2% de las denuncias por este delito; Málaga, un 69,3%, y Zaragoza con un 50%. Aunque se vaticina un verano inseguro en la Ciudad Condal, las cifras no se aproximan a las previas a la pandemia. Cabe destacar que Barcelona registró su verano más negro en 2019, con más de 26.800 hurtos.

Verano convulso

Con estos datos, Guardia Urbana de Barcelona (GUB) se prepara para hacer frente a un verano convulso. La policía municipal ha anunciado que reforzará la presencia de agentes en las zonas turísticas y comerciales más concurridas en el marco de un dispositivo especial. La GUB aumentará en un 12% los agentes de servicio respecto al año anterior y, en horario nocturno, hasta un 37%.

Albert Batlle, el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, asegura que desde el consistorio pretenden “encarar el verano con responsabilidad y profesionalidad, no como una fatalidad que nos someterá sin remedio, como si fuera la undécima plaga de Egipto”. Por eso, la GUB pondrá el foco en la detención de carteristas y en frenar la multirreincidencia apoyándose en el Pla Tremall, en colaboración con los Mossos d’Esquadra.