Menú Buscar
El nivel de alerta por ataque terrorista es 4

¿Qué significaría para España entrar en nivel de alerta 5 ?

Los dirigentes del Minsiterio del Interior y los altos cargos de las fuerzas policiales se reúnen este sábado para debatir sobre el estado de riesgo del país

6 min

El Ministerio del Interior ha decidido mantener, por el momento, el nivel 4 de alerta terrorista tras los atentados ocurridos en Barcelona y, posteriormente, en Cambrils. Este nivel, que está activo desde el 26 de junio de 2015, se mantendrá vigente hasta que los altos cargos del departamento dirigido por Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, se reúnan este sábado para analizar la situación y el riesgo que vive España tras estos sucesos.

De momento, no se contempla la posibilidad de cambiar a nivel 5, el máximo nivel de alerta, pero todo depende de cómo se sucedan los hechos en las próximas horas y qué informaciones presenten los altos mandos políticos del Ministerio del Interior, los máximos expertos de los servicios de información e inteligencia de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Junio de 2015, un punto de inflexión

El 26 de junio de 2015 una sucesión de atentados en Francia, Túnez, Kuwait y Somalia hicieron cambiar de opinión al Gobierno español tras una amenaza incipiente de posible ataque terrorista en el territorio. Desde ese momento, la alerta terrorista pasó a nivel 4, el penúltimo de una escala de 5, que se ha mantenido hasta este viernes y que podría cambiar en las próximas horas.

Ni los atentados en París, en Niza o en Londres suscitaron un cambio en el nivel de alerta ya que, tal y como informaron los expertos, la amenaza yihadista​ se mantenía elevada, pero bajo el mismo riesgo que había tenido hasta el momento.

Dos años y dos meses más tarde, una célula yihadista consiguió este jueves asesinar a 14 personas, 13 en Barcelona y una en Cambrils, y dejar a más de un centenar de heridos tras un atropello masivo en ambas localidades. Aun así, cabe recordar que España se ha mantenido desde 2010 en nivel 2, excepto en 2014 cuando se aumentó a nivel 3 en los actos de proclamación de Felipe VI como Rey de España. 

El informe breve del Ministerio del Interior

¿Qué significaría estar en alerta nivel 5?

De los cinco niveles de alerta terrorista, el 5 es el más elevado. En caso de cumplirse este cambio y elevar al máximo la vigilancia por atentado inminente, las fuerzas de seguridad del Estado tomarían medidas excepcionales. 

La activación del Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA) 5, el máximo previsto, está reservada, según los expertos, a casos de atentados inminentes en territorio nacional y en la práctica solo implica como diferencia con el nivel previo la presencia del ejército en las infraestructuras de mayor riesgo, llamadas críticas, y en nudos de comunicación y lugares de gran acumulación de personas.

En este nivel se solicitan los apoyos de las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad e, incluso, se puede restringir el tráfico del espacio aéreo español, que también queda bajo control del ejército. Hasta el momento, España se ha mantenido en el nivel 4, que se basa en una mayor presencia policial en las ciudades y zonas muy concurridas, además de policías fuertemente armados. También destaca por los registros a domicilios sospechosos y las detenciones de presuntos terroristas.

El resto de niveles

El Nivel de Alerta Antiterrrorista consiste en una escala compuesta por cinco niveles, cada uno de los cuales se encuentra asociado a un grado de riesgo, en función de la valoración de la amenaza terrorista que se precie en cada momento. El nivel 1 corresponde a riesgo bajo, el nivel 2 a riesgo moderado, el nivel 3 a riesgo medio, el nivel 4 a riesgo alto y el nivel 5 a riesgo muy alto. 

La activación de cada uno de los niveles es competencia del ministro del Interior, en este caso Juan Ignacio Zoido, una vez valorados los informes de los expertos en servicios de inteligencia, así como de la Policía Nacional y Guardia Civil, Mossos d'Esquadra y Ertzaintza. Los criterios para activar uno u otro nivel dependen, según Interior, de la valoración de la amenaza "en función de la intención, la capacidad y la probabilidad de comisión de un atentado terrorista", así como de la vulnerabilidad de los potenciales objetivos de ataque y su posible impacto o repercusión. 

Destacadas en Vida