Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El dolor de cabeza afecta al 90% de la población.

¿Astenia primaveral o síntomas relacionados con el ciclo menstrual?

Muchas mujeres asocian los cambios que sufren sus cuerpos en primavera a la astenia cuando en realidad pueden estar provocados por el periodo

3 min

La primavera es una época de contrastes en la que las temperaturas suben muchos grados en apenas poco tiempo. Esto, junto a que los días son más largos, da lugar a la conocida como astenia primaveral, que provoca una serie de cambios en nuestro cuerpo. “Los síntomas más frecuentes están relacionados con el cansancio o los trastornos del sueño. A veces, sin embargo, las mujeres no son conscientes de que estas variaciones pueden estar relacionadas con su ciclo menstrual”, explican los expertos de la compañía médica Ava.

El ciclo menstrual está formado por la fase folicular y la lútea, cada una de las cuales hace que las mujeres experimenten diversas alteraciones que, en su mayoría, se relacionan con circunstancias personales o situaciones de estrés. Por ello, “es importante que cada mujer conozca su cuerpo y sea consciente de los cambios que se están produciendo en el mismo”, apuntan.

Problemas para dormir

En primavera es habitual sufrir trastornos del sueño, además de por la mencionada astenia primaveral, por el consumo de antihistamínicos. Así, es fácil asociarlo al cambio de estación. “Lo que muchas mujeres no saben es que, durante la fase lútea del ciclo, que precede a la menstruación, es más probable que disfruten de menos horas de sueño profundo”, señalan los expertos.

Dispositivo para hacer un seguimiento del ciclo menstrual / AVA

Dispositivo para hacer un seguimiento del ciclo menstrual / AVA

Los dolores de cabeza también se suelen relacionar de manera frecuente con la astenia primaveral. Es cierto que muchas personas los sufren durante estos días, sin embargo, también es común confundirlos con las migrañas menstruales, que muchas mujeres padecen cuando están con el periodo.

Estados de ánimo cambiantes

Otro de los síntomas típicos de esta época del año son los cambios de humor, que también están relacionados con el denominado síndrome premenstrual. Por ello, las mujeres que se sientan más decaídas o que sufran alguna de las alteraciones mencionadas anteriormente, quizás deberían coger un calendario y calcular la fase del ciclo menstrual en la que se encuentran. “No sólo para diferenciar la astenia primaveral de los cambios provocados por el ciclo, sino también para poder comprender su cuerpo y a ellas mismas, es importante que las mujeres reciban una educación relacionada con el ciclo menstrual”, subrayan.

Destacadas en Vida