Menú Buscar
Las 'apps' de control parental son incapaces de evitar el acceso al porno de menores / CG

Las 'apps' de control parental son incapaces de evitar el acceso al porno de menores

Según un estudio, la edad de acceso a estos contenidos en España se ha adelantado a los ocho años, y se generaliza a los catorce

06.09.2019 11:36 h.
3 min

El acceso a los contenidos pornográficos es cada vez más fácil. Internet y las plataformas on line han cambiado el modo en el que se solía consumir este género. Y, la principal consecuencia, es la facilidad con la que los menores de edad pueden acceder a estos contenidos. 

Según la investigación Nueva pornografía y cambios en las relaciones interpersonales de adolescentes y jóvenesla edad de acceso a la pornografía en España se ha adelantado a los ocho años, y se generaliza a los catorce. Sin embargo, "aunque a los ocho o nueve años pueden acceder a contenidos pornográficos, no suelen fijarse demasiado en ellos. Es a partir de los diez u once años cuando empiezan a mirar "activamente" y sobre todo cuando llegan a Secundaria, a partir de los doce años", explica José Ramón Ubieto, profesor colaborador de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Control parental

Este escenario es el que ha llevado a la eclosión de las aplicaciones de control. "Hoy existen ya muchas aplicaciones de control parental y cerca de cien millones de familias en todo el mundo las utilizan, lo que supone, por otra parte, un volumen de negocio considerable", señala el autor de El blog de José Ramón Ubieto en la revista de la UOC. 

No obstante, el hecho de instalar estas aplicaciones no garantiza que los menores no puedan acceder a contenido inapropiado. "Muchas de ellas son herramientas inventadas, en un inicio, para localizar teléfonos robados que terminan siendo instrumentos de vigilancia de los hijos. A veces con conocimiento de estos, y otras de manera oculta. Estos sistemas de control parental pueden ser una ayuda, pero hace falta que los padres acompañen a los hijos, que se involucren en su apoyo", afirma Ubieto.

Presencia directa

Pese a que considera que las aplicaciones de control parental son útiles a edades tempranas --antes de los 12 años--, también cree que no hay ninguna que pueda igualar el control parental que tiene lugar con la presencia directa y personalizada de los padres. "Una madre nos confesó que su hijo tiene instalada una aplicación en el móvil que permite geolocalizarlo.

Esto no ha impedido que en más de una ocasión haya dejado el dispositivo en un lugar (casa de un amigo) y haya salido de fiesta con otro aparato "liberado". Cuando ella lo descubrió y se lo reprochó, él no dudo en contestarle si lo había confundido con un preso de extrema seguridad", cuenta Ubieto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información