Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un autobús similar al de la línea C15, el que opera entre Teià y El Masnou / CG

Buscan a dos jóvenes que apedrearon al conductor de un bus en Barcelona

Los atacantes hirieron al trabajador después de que éste les negara el acceso al vehículo porque no llevaban mascarillas, tal y como establece la normativa

3 min

Un ayuntamiento catalán pide colaboración ciudadana para dar con los autores del apedreamiento de un autobús cuyo conductor les negó el acceso sin mascarilla. El gobierno municipal de Teià (Barcelona) pide ayuda a la población para encontrar a dos jóvenes que la emprendieron a pedradas contra el vehículo tras no poder subir al mismo el miércoles por la tarde.

En un comunicado público, el Ejecutivo local ha informado de que el incidente tuvo lugar en la rotonda de Vallbellida en Teià (Barcelona), el miércoles entre 15:00 y 16:00 horas de la tarde. Al parecer, dos jóvenes trataron de subir al autobús C15 que cubre la ruta entre esta localidad y El Masnou. El conductor, al percatarse de que no llevaban mascarilla --obligatoria por ley--, les negó la entrada.

Herido en un ojo

Los jóvenes reaccionaron violentamente a la negativa a acceder al transporte. Hicieron acopio de piedras y atacaron el autobús lanzándolas contra los cristales. Tras ello, huyeron corriendo a pie en dirección a El Masnou, donde el servicio termina su recorrido.

La Policía Local acudió al lugar poco después de los hechos, pero los atacantes ya habían huido. Por su parte, el conductor tuvo que ser atendido por una ambulancia por la entrada de un trozo de cristal en su ojo. El Ayuntamiento de Teià ha mostrado su "solidaridad" con el empleado y ha lanzado una petición de colaboración ciudadana para localizar a los autores de la agresión.

Segundo incidente violento en un mes

El ataque a pedradas contra el conductor de un autobús en Teià es el segundo incidente violento en la zona en apenas un mes. A principios de mayo, un grupo de jóvenes la emprendió contra un agente de los Mossos d'Esquadra de paisano cuando éste se interpuso entre los cacos y una señora mayor a la que pretendían robar en El Masnou.

El agente, a quien arrebataron una porra extensible, terminó apaleado y con ocho fracturas.