Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Comisaría de Cervera, en la que los Mossos trabajan con temperaturas por encima de los 31ºC / SAP-FEPOL

Apagones y temperaturas por encima de los 31ºC: así trabajan los Mossos de la comisaría de Cervera

El sindicato SAP-FEPOl denuncia que las condiciones en las que se ven obligados a trabajar los agentes desde hace años atentan contra la normativa en seguridad y salud laboral

3 min

Los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Cervera (Lleida) se ven obligados a trabajar desde hace años en condiciones deplorables. Denuncian que, cada verano, tienen que soportar durante su jornada laboral temperaturas extremas que ascienden por encima de los 31ºC. Ante la ineficacia de la administración, para paliar el calor recurren a aparatos portátiles de aire acondicionado que sobrecargan la red y causan constantes apagones, dejando a la comisaría inoperativa.

Desde el sindicato SAP-FEPOL denuncian que esta situación no es excepcional. Los agentes llevan soportando el calor extremo desde hace ya varios años. No obstante, el termómetro comienza a subir cada vez antes. Este año, la primera ola de calor se registró en mayo y, desde entones, los Mossos trabajan bajo un calor abrasador dado que, de nuevo, la Administración Pública no se ha anticipado a una situación que es cíclica.

Una pieza que no llega

Desde SAP-FEPOL aseguran que el delegado sindical de la región policial de Ponent ha contactado en varias ocasiones con el Servicio de Administración de Lleida para trasladarle esta situación, sin que se hayan resuelto los problemas. La administración se escuda en que "la pieza necesaria para reparar el sistema de aire acondicionado todavía no ha llegado", aseguran desde el sindicato.

Mientras tanto, 14 pingüinos y varios ventiladores trabajan sin descanso para refrigerar la comisaría. No obstante, estos aparatos resultan insuficientes para climatizar el conjunto de las dependencias policiales, donde las temperaturas ascienden por encima de lo recogido en la normativa de seguridad y salud laboral.

Apagones recurrentes

La alternativa para refrigerar la comisaría provoca, además, que la red eléctrica se sobrecargue y sufra cortes de manera frecuente. “Hay saltos en el cuadro de la luz, que genera inoperatividad en el servicio, molestias de los ciudadanos y quejas y malestar constante”, denuncia el sindicato.

Los sindicatos solicitan que la Administración Pública tome cartas en el asunto para poner fin a esta “penosa situación” y repare de manera inmediata el sistema de aire acondicionado de la comisaría de Cervera para que este escenario no se vuelva a repetir también en 2023.