Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Se cumple un año del pinchazo a Josefa Pérez, la primera en recibir una vacuna contra el Covid-19 en Cataluña / EUROPA PRESS

Se cumple un año de la primera vacuna contra el Covid-19 en Cataluña

El colapso de la atención primaria por la irrupción de la variante ómicron y el desabastecimiento de tests han ensombrecido el primer aniversario

5 min

Este lunes se cumple el primer aniversario desde que Josefa Pérez, una gallega de 89 años usuaria del centro para mayores Freixa Llarga de L’Hospitalet de Llobregat, recibiera la primera dosissuministrada en Cataluña contra el Covid-19. Desde esa fecha en la comunidad se han inyectado casi 13 millones de sueros contra el virus. 

Según los datos ofrecidos por el Instituto de Estadística de Cataluña el 19 de diciembre de 2021 más de seis millones de personas habían sido vacunadas con la pauta completa, lo que supone un 78% de la población. Además, un 18,5% había recibido ya la tercera dosis de refuerzo. 

Un aniversario agridulce

La celebración del primer año de la vacuna tiene un sabor agridulce. Pese al elevado porcentaje de vacunados, el pasado martes se batió el récord de contagios en España desde el inicio de la pandemia con 49.823 casos en tan solo un día mientras que Cataluña registró el récord de casos semanales con más de 60.000 contagios. No obstante cabe recordar que, pese al aumento de ingresos, las cifras de hospitalizados siguen estando lejos de las registradas durante la ola de enero de 2021. 

Aunque la variante ómicron ha disparado los contagios durante las vacaciones navideñas, las personas con síntomas graves y la cifra de fallecidos se han reducido drásticamente. A pesar de que las vacunas no evitan una infección por Covid, en la mayor parte de los casos sí que protegen frente a una infección grave o incluso mortal. 

Nuevas medidas

La oleada de contagios ha obligado a adoptar nuevas medidas para la contención del virus. La primera comunidad en volver a imponer el toque de queda, así como el cierre de los locales de ocio nocturno durante la época de festividades, ha sido precisamente Cataluña

Ciento veintiséis municipios están sujetos a estas restricciones mientras que 12 más han solicitado en las últimas horas que se apliquen las mismas medidas para evitar aglomeraciones y botellones durante la Nochevieja. 

Desabastecimiento de tests

Con motivo de las celebraciones navideñas, aquellos que presentan síntomas compatibles con el virus o que han estado en contacto con un positivo han recurrido a las PCRs y, sobre todo, a las pruebas de antígenos para descartar un posible contagio. Este hecho ha llevado a la atención primaria al borde del colapso, elevando la media de espera en Cataluña hasta los cinco días. 

Ante la imposibilidad de recurrir a los CAPs, la población ha optado por hacerse con autotests, a la venta en farmacias, lo que ha provocado un desabastecimiento y un aumento significativo de su precio. En las últimas horas el Consejo General de Enfermería ha solicitado al Gobierno central que regule el precio de los test de antígenos de forma inmediata para evitar que se especule con su venta y que se registren las diferencias de precio entre establecimientos de los pasados días, al igual que ya se hizo con las mascarillas. 

El final parece lejano

A un año del suministro de la primera vacuna contra el Covid-19 el final de la pandemia parece lejano. Sin embargo, los expertos recuerdan que la medida más efectiva continúa siendo la vacunación. 

No obstante, inciden en la importancia de mantener otras precauciones como el uso de mascarilla, el lavado frecuente de manos o la distancia de seguridad de un metro y medio entre personas. En caso de reuniones con motivo de las festividades, se recomienda mantener una correcta ventilación y permanecer con la mascarilla el mayor tiempo posible.