Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
César Ruiz-Canela Nieto, alcalde de Naut Aran / FOTOMONTAJE CG

De amenazar a mossos a levantar faldas: la degradación del alcalde convergente de Naut Aran

El edil nacionalista César Ruiz-Canela Nieto acumula incidentes reprobables típicos de una actitud caciquil de otra época

5 min

El alcalde de Naut Aran, César Ruiz-Canela Nieto, está fuera de control. Así lo aseguran fuentes de su entorno consultadas por Crónica Global después de que el dirigente de Convergència Aranesa (antiguos socios de CDC en el Vall d’Aran y posteriormente del PDECat) haya sido acusado de vejar a una mujer.

El regidor nacionalista fue filmado el pasado fin de semana mientras le levantaba la falda a una joven en una discoteca en contra de su voluntad. Unos hechos que, tras ser denunciados, investigan los Mossos d’Esquadra. Sin embargo, no es la primera vez que Ruiz-Canela salta a los medios por su comportamiento censurable y su actitud caciquil.

15 años como alcalde

El líder nacionalista ostenta la alcaldía del segundo municipio del Vall d’Aran por población. Con 1.941 habitantes, Naut Aran –una agrupación de los pueblos que están situados al pie de la famosa estación de esquí de Baqueira– solo es superado por la capital de la comarca leridana, Vielha e Mijaran, con 5.674.

Desde 2007, el polémico personaje ha ganado cuatro elecciones municipales consecutivas, ya son 15 años al frente del consistorio. Durante ese tiempo, Ruiz-Canela ha mostrado sobradamente su talante autoritario.

Amenazas a dos mossos: "Os hundiré"

Entre sus salidas de tono más sonadas destaca el tenso enfrentamiento que mantuvo con dos agentes de los Mossos d’Esquadra en 2011 tras ser interceptado mientras conducía ebrio.

“Se os ha acabado el trabajo y juro por mi madre y por mi hijo que iré a por vosotros. Hablaré con Artur Mas y con Felip Puig para que no trabajéis más", espetó el regidor a los agentes que le realizaron el control de alcoholemia, a los que les advirtió de que no podían hacerle soplar porque “era alcalde de Naut Aran”. “Esto es la guerra. Os hundiré”, añadió.

"Grave desprecio de la función pública"

Ruiz-Canela cuadruplicaba el límite legal de alcohol en sangre permitido para conducir y fue sentenciado a 1.200 euros de multa y a 10 meses de retirada del carnet. También fue sancionado con 150 euros por desconsideración a los agentes de la autoridad.

El auto judicial declaró probado que el edil se dirigió a los mossos “en tono manifiestamente vejatorio, amenazante e irrespetuoso, con evidente prevalimiento de su condición de alcalde y con grave desprecio de la función pública que dichos agentes personificaban". Pese a ello, él siguió al frente de la alcaldía y su partido no le expulsó.

Ascenso político

El viernes pasado Ruiz-Canela volvió a las andadas. El día fue largo. La juerga comenzó a las 9 de la mañana en la fiesta mayor de un pueblo de la comarca y siguió sin solución de continuidad hasta bien avanzada la madrugada.

Al parecer, el político celebraba su nombramiento como presidente de Convergència Aranesa, que se había producido ese mismo día. Y decidió hacerlo sin limitaciones.

Incidentes recurrentes

Para ello, se fue a la capital de la comarca, Vielha (situada a 20 minutos de Naut Aran). En un conocido pub de la localidad, el Saxo Blu, Ruiz-Canela ya protagonizó algún incidente reprobable, según han señalado a Crónica Global testigos del periplo del polémico edil. Y, de allí, se fue a la discoteca ubicada en el centro comercial Elurra.

Coincidió que el viernes era un día animado, pues el instituto de Vielha entregaba las orlas y había mucha gente joven de celebración. En el caso de la chica acosada por Ruiz-Canela, se trata de una joven de 22 años que, harta de ser molestada por el alcalde, habría pedido que la filmaran para demostrar lo que estaba pasando. Y así, para sorpresa de la víctima, cazaron al político convergente levantándole la falda. Una suerte de derecho de pernada en pleno siglo XXI más propio de la época de los caciques.