Menú Buscar
Abel, el impulsor de la campaña para ayudar al pastor que perdió a su rebaño con el incendio / UNIÓ DE PAGESOS-YOUTUBE

Abel, el impulsor de la campaña para ayudar al pastor que perdió a su rebaño con el incendio

El propietario de la masía El Soler de n'Hug inicia una campaña en redes para conseguir ovejas para los afectados por las llamas en Tarragona

27.06.2019 17:01 h.
5 min

"Te pones en su piel, y es inevitable hacerlo", son palabra de Abel Peraire, el impulsor de la campaña solidaria para ayudar a Pere Jornet, el pastor que, tras perder a todo su rebaño de ovejas y parte de la maquinaria, tras el incendio que ya ha calcinado más de 5.5500 hectáreas en Tarragona, manifestó que ya no tenía ánimos para seguir con su actividad.

Peraire, dueño de la explotación familiar El Soler de n'Hug, en Prats de Lluçanès, y también pastor, no se lo pensó dos veces y, a través de las redes sociales, hizo un llamamiento para conseguir ovejas para Jornet. "Dentro de nuestra modestia, si podemos ofrecerle ganado, es lo que haremos", cuenta a Crónica Global. Hasta el momento, su iniciativa ha tenido muy buena acogida. De hecho, tal es la respuesta que ha cosechado, que ha sido incapaz de contestar a todos los ofrecimientos. "Ahora depende de él. Tiene que asimilar todo lo que ha sucedido, porque es un golpe muy duro, y si sale adelante, aquí estaremos", sostiene.

Campaña de micromecenazgo 

Peraire relata que se han puesto en contacto con él numerosas personas para secundar su iniciativa, y que el próximo paso será lanzar una campaña de micromecenazgo para que todo aquel que quiera, pueda colaborar. No solo con la donación de ganado, también aportando fondos para comprar alimento para los animales, o cualquier ayuda económica que pueda complementar a la material. 

¿Es habitual la solidaridad en el campo? "Tendría que ser lo normal, aunque no siempre es así", admite. Además, explica que el afectado es "un pequeño productor", y en el campo hoy en día, la gente sufre los efectos de la industrialización. "Yo, como pequeño ganadero, me he sentido interpelado", sostiene. También cuenta que el mundo del ganado ovino no está tan industrializado como el porcino o el vacuno. "Por eso, si nosotros lo podemos ayudar, estaremos encantados", apunta. Eso sí, cuenta que si el pastor afectado no se siente con ganas, "respetaremos su decisión, solo faltaría", aunque subraya que el ganado es que el que mantiene viva la tierra, "si no es un territorio muerto", lamenta. 

"Soprendido" por la solidaridad

El pastor que ha perdido a todo su rebaño "se ha mostrado sorprendido" por las muestras de apoyo, según cuenta Peraire. "Está aún en estado de shock, y yo no quiero meterle prisa, ni obligarle a hacer nada. Le he dicho que descanse, y que no piense ahora en esto. Mi intención era pequeña, y ahora todo se ha vuelto grande", admite. 

Jornet no es el único damnificado por las llamas, entre ellos, hay numerosos agricultores. "En mi caso solo les puedo ayudar en este sentido porque tengo una ganadería pequeña, pero si un constructor quiere reconstruir, por ejemplo, un corral, ya depende de ellos", sostiene. 

"Dejar respirar"

El dueño de El Soler de n'Hug se ha visto desbordado por la respuesta a su llamamiento, al igual que el afectado que le hizo impulsar esta iniciativa. "Todavía tiene que decidir si quiere seguir con las ovejas. Es un momento muy duro", señala y cuenta que está muy emocionado. 

Peraire ha transmitido al pastor todo su apoyo, aunque sostiene que todavía debe digerir todo lo sucedido. Eso sí, subraya que la ganadería ovina es "imprescindible para el territorio". A pesar de que todavía no sabe si Jornet aceptará su ayuda, ha impulsado una iniciativa que ha aglutinado la solidaridad entre el sector ganadero y agrícola para hacer frente a las pérdidas que ha ocasionado el incendio.