Menú Buscar
Una estación del Metro de Barcelona / TMB

Ya son 12 los trabajadores afectados por amianto en el Metro de Barcelona

La mayor parte de las consecuencias son engrosamientos de la pleura; ninguno de los empleados presenta patología grave ni sintomatología clínica

09.01.2019 11:55 h. Actualizado: 09.01.2019 11:57 h.
3 min

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha comunicado que los trabajadores del Metro afectados por su contacto con amianto en su puesto laboral ascienden a 12 personas. Las revisiones médicas llevadas a cabo por la empresa, que comenzaron hace unos días, continúan su proceso y no se descarta que puedan detectarse más casos ya que, en un solo día, los casos se han duplicado

TMB ha comunicado hoy que nueve de las 12 personas afectadas tienen engrosamientos locales de la pleura, dos tienen placas pleurales no calcificadas y una calcificada. A pesar de las distintas afectaciones, ningún trabajador ha requerido tratamiento médico ya que no presentan patologías graves ni sintomatología clínica. 

Hay más de 100 estaciones con amianto

La información sobre la presencia de amianto en la instalación del metro en Barcelona fue revelada a mediados de octubre. Mas de un centenar de estaciones de metro tienen elementos donde este material está presente, además de en diferentes partes de las cocheras del suburbano. 

TMB inició en noviembre una campaña de exámenes médicos específicos al personal que se encontraba en contacto con materiales con contenido de amianto. Hasta el momento el 75% de los trabajadores que se encontraban más expuestos al amianto (unas 600 personas de las 800 totales que estima la empresa participada) ha pasado una primera fase de examen voluntario. Las revisiones y estudios se realizan mediante una tomografía axial computarizada de alta resolución (Tacar), una técnica de diagnóstico por la imagen más sensible que la radiografía de tórax y que permite diagnosticar lesiones torácicas de forma precoz.

Afectación a la salud

Las placas pleurales y el aumento del tamaño de la pleura es el resultado más frecuente en los casos de exposición al amianto, aunque no el único. Las enfermedades derivadas del contacto con esta sustancia que se utilizaba como material de construcción (sobre todo, en la época de los 80, en España) están relacionadas con el aparato respiratorio, es decir, que se desarrollan por la inhalación del componente. 

Una de las enfermedades es la asbestosis, una fibrosis pulmonar tras la inhalación de asbesto. Los síntomas más comunes son la dificultad para respirar, tos seca y sensación de tirantez en el pecho. La asbestosis se desarrolla con el paso de los años y se va agravando a medida que progresa la enfermedad.