Menú Buscar
Primeras planas

El tuitero Torra y más violencia

Se cumplen dos años de la república frustrada. Repaso a los mensajes que emitió el actual MHP. Marlaska y Buch, vidas paralelas. Las cifras de la Guardia Urbana escuecen al independentismo

27.10.2019 09:01 h.
10 min

Este domingo se cumplen exactamente dos años de la proclamación de la república catalana en el Parlament. Qué día, épica jornada. No se arrió la bandera de España ni se publicó el acto glorioso en el Diario Oficial de la Generalitat, pero menuda fiesta. Aquello de Mònica Terribas conectando con la capital del país vecino, Madrid, claro, y aquella efervescencia en la plaza de Sant Jaume, todo listo para que Puigdemont hubiera salido al balcón, pero no.

Tragicomedia máxima, teatro puro del absurdo, opera bufa, gran circo catalán. Lluís Llach portaba una bandera de la ONU y las diputadas de la CUP sonreían a cámara justo detrás de Puigdemont y Junqueras. Al independentismo no le interesa una higa recordar todo aquello y ha corrido un tupido velo, pero hubo gente que se lo creyó a pies juntillas. Por ejemplo, el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, que no paró de mostrar su orgullo y satisfacción a través de Twitter durante la tarde de autos, un viernes para la historia.

La selección de los tuits de Torra durante el 27 de octubre que lleva a cabo Ricard López en Crónica Global debería servir para que el president presentara su dimisión de inmediato y se fuera a su casa a pasar la vergüenza a solas, pero esto es Cataluña y aquí no dimite ni Puigdemont. Qué ardor el de Torra aquella tarde, qué conclusiones precipitadas, qué consejos delirantes, qué impresiones lisérgicas, qué mundos de yupi. "Nos hemos quitado de encima al Rey, el Gobierno, Hacienda, el TC, etc., etc." decía Torra y que Puigdemont cese al presidente del país vecino, aconsejaba el que sería meses después sucesor a título de valido del presidente a la fuga. Divertido y esclarecedor ejercicio retrospectivo que explica perfectamente la decadencia terminal de la política en Cataluña, donde la más alta representación institucional está ejercida por un hombre que el 27 de octubre de hace dos años decía cosas como esta al hilo del 155: "Si la República Catalana ha estat proclamada, és impossible que el Regne d'Espanya hagi destituït a ningú".

Será patético, pero el mismo que así se expresaba se manifestaba ayer por las calles de Barcelona en calidad de presidente autonómico prometiendo la república en una deriva no por conocida menos peligrosa, además de hilarante y delirante. Al respecto escriben F. Valls y C. S. Baquero en El País: "Ayer, unas 350.000 personas se manifestaron en Barcelona. Fue una marcha masiva, pero la menor de las convocadas desde hace ocho años. Cataluña ha vivido en los últimos días episodios de tensión y violencia en las calles de sus principales ciudades. Tras la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas del procés, el Govern ha vuelto a evidenciar su desdoblamiento de personalidad, entre activismo e institucionalismo. Mientras el president encabezaba marchas de protesta y pedía en sede parlamentaria la apertura de una investigación sobre la actuación de los Mossos durante los incidentes, su consejero de Interior, Miquel Buch, respaldaba a la policía autonómica, de la que Quim Torra, por otra parte, es máximo responsable".

La seguridad es el tema central en La Razón y La Vanguardia, diarios que entrevistan al ministro de Interior y al consejero del ramo respectivamente. En el papel de Planeta, C. Morodo y J. M. Zuloaga interrogan a Fernando Grande-Marlaska, que admite que el alto grado de violencia independentista no estaba en las previsiones:

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicándose ante los medios / EFE
El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, explicándose ante los medios / EFE

P: "¿Les sorprendió?

R: A todo el mundo; nadie esperaba este tipo de violencia.

P: ¿Falló la información, como con las urnas del 1-O?

R: Son situaciones que no son comparables. Sabíamos que iba a haber violencia. Pero todos los operativos han dicho que hubo una violencia de mucho mayor impacto que la del País Vasco, por ejemplo. No se habían enfrentado nunca a una violencia de esa naturaleza por cómo buscaban el cara a cara, además de los medios que utilizaron. Ahora bien, que nos sorprendiera no quiere decir que no se previera adecuadamente y se respondiera como tenía que hacerse. Hubo más de 200 detenidos, y 30 de ellos está en prisión provisional, que no es un número menor. Espero que todos los independentistas violentos sean conscientes de la fortaleza del Estado de derecho".

En cuanto a Miquel Buch, Maika Navarro e Isabel Garcia Pagan son quienes hablan con él para el diario de Godó:

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, tras reunirse con el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska / EFE
El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch / EFE

"P: ¿Se siente apoyado por el Govern?

R: Cuando estás al frente de una conselleria hay críticas fuera y dentro. Hemos tenido momentos de debate de opiniones y de petición de explicaciones. Sin embargo, no he sentido que el Govern no me apoye.

P: ¿Se siente apoyado también por el president Torra?

R: También.

P: Son los mismos mandos de los Mossos los que manifiestan preocupación por la falta de apoyo institucional.

R: Seguramente se han sentido así. Estoy al frente de una estructura vital para un país como Catalunya y que tiene cuatro pilares fundamentales: la lengua, la escuela, los medios de comunicación públicos y la seguridad. Estos días llevo un tarjetón con una cita del president Pujol: “Querer o no tener competencias sobre el orden público y sobre esta necesidad básica de los ciudadanos que es su seguridad es un indicador claro de si realmente se quiere tener autogobierno y responsabilidad política o no”.

Lo que más que una frase de Pujol parece una sentencia de Confucio. En fin, que ayer hubo manifestación indepe y andan los prebostes de las asambleas y los omniums encendidos cual containers contra la Guardia Urbana, según anota El Nacional: "En declaracions a TV3, Marcel Mauri ha titllat d'"inadmissible manipular les dades d'assistència". "Fa dos anys vam omplir el carrer Marina fins la Sagrada Família com ara", ha indicat el vicepresident de l'entitat cultural recordant que en aquella manifestació es va xifrar l'assistència en 750.000 persones. Des de l'ANC, la seva presidenta, Elisenda Paluzie, també ha carregat contra la Guàrdia Urbana de Barcelona i, sobretot, contra el seu responsable polític, el regidor Albert Batlle. En aquest sentit, la presidenta de l'Assemblea ha avisat que estarà pendent de "quina xifra dona demà diumenge" la Guàrdia Urbana a la manifestació de Societat Civil Catalana. Amb tot, Paluzie ha recordat que "l'objectiu d'avui era omplir el carrer Marina, que és el mateix que es va fer fa dos anys i s'ha omplert"".

Menudo pique. Y como ya es habitual, al término de la exhibición cívica y pacífica, grupos de descontrolados e infiltrados se dedicaron a arrojar sobre los agentes policiales toda clase de objetos sin importar que dichos agentes fueran Mossos o maderos, además de practicar la confección de barricadas y el prendimiento de las basuras a mayor gloria de la república. Hubo varias detenciones, cuyos nombres seguro que Elisenda Paluzie pronuncia en la próxima manifestación para que el pueblo responda Libertad o Te rogamos Señor, óyenos.

El Español presenta una encuesta en la que se acorta la distancia entre PP y PSOE. Estos son los datos de Sociométrica: PSOE, 25,5%, 115-119; PP, 21%, 99-103; Vox, 12,2%, 37-39; UP, 12,2%, 33-35; Cs, 9,3%, 18-20; MP, 5,1%, 4-5.

Por su parte, Público presenta una suma de sondeos ajenos como una encuesta propia que arroja los siguientes resultados: PSOE, 122; PP, 99; UP, 32; Vox, 30; Cs. 24; MP, 6; ERC, 15; JxCat, 7; PNV, 6; Bildu, 3; CC, 2; Otros, 4. Y dice el diario de Roures: "Eso es lo que concluyen, por el momento, los análisis del gabinete demoscópico Key Data, en su último desk research elaborado con las encuestas realizadas cuando ya habían comenzado los grandes disturbios callejeros que provocó la condena del Supremo por sedición contra los líderes políticos soberanistas". Menudos incendiarios los magistrados...

27 de octubre, santoral: Cristeta y Sabina de Talavera y Namancio de Arvernia.