Primeras planas

Suiza traiciona a Gabriel y Rovira y más de las reinas

Las autoridades helvéticas proponen un trato: las independentistas a cambio de Falciani. Agonía de Cifuentes. Crisis en la real familia por la megabronca de Letizia y Sofía

05.04.2018 09:34 h.
11 min

Suiza, ese paraíso de los diamantes de sangre. Gran país. Magníficos quesos. Allí vive ahora Anna Gabriel. Puede que también Marta Rovira, la secretaria general de ERC desaparecida en modo "mute". Puigdemont también se planteó refugiarse en los Alpes, pero le madrugó la mudanza la cupera sin flequillo. El caso es que las autoridades helvéticas han pedido a las españolas la extradición de Hervé Falciani, el informático que se fugó en 2008 con la base de datos del HSBC.

De la información en El Español: "Desde entonces, el informático arrancó un periplo que le llevó a ser detenido en España. En 2013 y cuando ya estaba el libertad provisional, la Audiencia Nacional decidió que Falciani no sería entregado a Suiza. Lejos de eso, fue protegido por el Centro Nacional de Inteligencia como un importante activo en la lucha contra el fraude fiscal y comenzó a trabajar estrechamente con la Fiscalía Anticorrupción. Gracias a su colaboración se han abierto cientos de procedimientos contra grandes defraudadores tanto en España como en Francia, donde residía en los últimos años, y en otros países de la UE que han recibido datos sobre el dinero escondido en Suiza".

Sigue la pieza: "¿Qué ha cambiado desde entonces? ¿Qué hay sobre la mesa que haga diferente esta petición de arresto? Solo un elemento cambia en la historia reciente de la relación entre España y Suiza. El 21 de febrero, un mes antes de la petición contra Falciani, la diputada de la CUP Anna Gabriel anunciaba que se fugaba de la Justicia española para refugiarse en Suiza. Tres días después de la petición de Suiza para detener a Falciani, era Marta Rovira, número dos de Esquerra Republicana, la que hacía un anuncio similar y se ponía en fuga".

Tal vez Suiza ya no sea el país más seguro para las independentistas huidas. Pueden probar en Venezuela. Seguro que Maduro no entra en cambalaches de órdenes judiciales y extradiciones. También pudiera ocurrir que la Audiencia Nacional ponga pies en pared y se niegue, como ya ocurriera, a entregar a Falciani a los suizos. 

Entre tanto, no sería extraño que Gabriel y Rovira se sintieran meras monedas de cambio en una trama mundial en la que está en juego el buen recaudo de las grandes fortunas planetarias. Ellas que pensaban que habían ido a parar al país del derecho de autodeterminación de los pueblos se han topado con el del secreto bancario para proteger el patrimonio de los ricos y tiranos. Suiza las vende por el informático Falciani.

elpais.200El caso Cifuentes en El diario. La presidenta de la Comunidad ha aguantado el primer embate. Ciudadanos le sostiene por la coleta a la espera de una mejor oportunidad para dejarla caer. La culpa es de la titulitis, esa manía de engordar el currículo para parecer docto, ilustrado y pulido. Dicen en el periódico que ha destapado el asunto que la "masteresa" ha inflado hasta el nombre de la cosa: "Oficialmente se llamaba Curso Superior en Administración Pública, pero tanto en la biografía oficial de la Comunidad de Madrid como en la de la Asamblea, la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, lo llama Máster en Administración Pública y Dirección de Empresas. Con ese añadido ha adornado la máxima dirigente madrileña ese primer máster que realizó entre 1999 y 2000 en el Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset y que fue previo al que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos que, tal y como adelantó eldiario.es, aprobó con notas falsificadas".

Divertida sesión en la asamblea de Madrid, donde Cifuentes no fue capaz de sentar cátedra a pesar de su numantina resistencia. José Alejandro Vara firma un texto en Voz Populi sobre la agenda de la presidenta que sucedió a Esperanza Aguirre: "Cristina Cifuentes se mantiene en el programa de la Convención Nacional que el PP celebra este fin de semana en Sevilla. El texto no se hizo público hasta un par de horas antes de la comparecencia de Cifuentes ante el pleno de la Asamblea de Madrid. El día anterior, la presidenta madrileña había conversado telefónicamente con Rajoy. Le explicó su plan de defensa en su comparecencia ante la Cámara e insistió en que todo estaba en orden. El presidente del PP le deseó ánimo y efectuó luego unas declaraciones en las que habló de que la intervención de Cifuentes acabará 'con un debate estéril'".

Continúa la nota: ""No es el momento de ceses ni de relevos", comenta un fuente de la formación conservadora. Rajoy sigue muy de cerca la evolución del escándalo. "Todo este terremoto por una estupidez", señalan las fuentes mencionadas, que se lamentan, con evidente irritación,de que "esta historia ha arrasado la Convención". El PP no puede abrir ahora un roto descomunal en el PP madrileño. Todo a su tiempo. El desgaste continuará, y llegará un momento en que Ciudadanos fuerce su salida, amenazando con sumarse a la moción, como pasó en Murcia. "Rajoy sólo tendrá que dar el último empujón"".

Follón colosal por el escándalo de las reinas en la catedral de Palma. La bronca entre la emérita Sofía y la consorte Letizia hace correr ríos de tinta y bits. Y todo por una foto que se quería hacer la abuela con las nietas. Y luego esa madre que le limpia a la princesa el ósculo de la abuela en la frente. Terrorífico como la vida misma. En Libertad Digital sale una amiga periodista de Letizia a decir que la reina está "preocupada y bastante desolada" por el vídeo. Lógico, queda fatal, de bochorno. La pareja de reyes, en cambio, estuvo bien, templando gaitas. 

En El Confidencial, José Antonio Zarzalejos aborda el asunto desde el plano político: "Los Reyes “deben estar al cabo de la calle de que los medios no silencian ya ningún acontecimiento que afecte, para bien o para mal, a la familia real”, y la demostración de ello “sería la amplitud con la que se ha reflejado el incidente entre las dos reinas, la localización muy visible en los periódicos, en las webs, el número de visualizaciones del vídeo de Mallorca y las reacciones masivas en las redes sociales, repletas de 'memes' y abiertamente críticas con este episodio”. Todo ello debería ser un aldabonazo para que se eviten situaciones bochornosas como la ocurrida el domingo de Resurrección y se paute cuándo, dónde y cómo debe comparecer en público la princesa de Asturias y “comenzar a adelantar ya cuáles van a ser los hitos de su formación como heredera de la Corona”. El Rey tiene, desde el martes pasado, un problema más y, según personas próximas, “no es de carácter menor”".

De la crisis real va también el severo análisis en El Mundo de Carmen Rigalt: "Si Letizia Ortiz está donde está no es gracias a dios y al 'gotha', sino al hombre que se enamoró de ella y le propuso matrimonio a costa de enfrentarse con su padre. El domingo, el Rey Juan Carlos, contempló con estupor la escena (alucinante) del pulso entre las dos Reinas y todos creímos adivinar lo que pensaba adentro de su mirada incrédula. La escena era algo más que dos mujeres enfrentadas por una miserable foto. No solo quedaba al descubierto el desdén de Letizia por la Reina Emérita, sino la institución monárquica. Aquello era un revolcón a la Monarquía, un revolcón en el fango ante las miradas de todo Occidente. El futuro está en manos de Letizia".

Y remata: "La Casa Real, de momento, no suelta prenda. Ni siquiera justifica el incidente. Lo más que ha dicho la Casa Real es que no pasa nada. Pero no es verdad. Pasa y mucho. Estas cosas hacen más daño que cien borbones ardiendo juntos en las plazas públicas de Cataluña".

Hoy hay función en el Parlament con material altamente inflamable. Ciudadanos pregunta por Torrent y la bancada de la secesión propone una comisión sobre los atentados de agosto. 

5 de abril, santoral: Vicente Ferrer e Irene.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información