Menú Buscar
Primeras planas

Rivera se va y los gendarmes reparten

El líder de Ciudadanos se retira por completo de la política. Arrimadas, llamada a la sucesión. El PP pondera una "abstención de Estado". La policía francesa carga con todo en La Junquera

12.11.2019 09:36 h.
10 min

 

Albert Rivera se corta la coleta. No hay precedentes recientes de una retirada tan directa y abrupta. Los políticos caídos acostumbran a resistirse, se ponen morosos y aguardan agazapados en las ejecutivas de los partidos a que escampe. Rivera no. Es probable que crea que lo que le espera es mejor y, sobre todo, más digno. El expolítico es portada en toda la prensa papelera y más allá. Rivera da ejemplo, afirma el ABC sobre un primerísimo primer plano. Los demás medios prefieren enfocar la catástrofe en las urnas de Ciudadanos o lo que está por venir. Rivera abandona la política barrido por la debacle electoral, titula El País; Presión sobre Arrimadas para una sucesión rápida de Rivera, apunta El Mundo.

Se da por descontado que la principal aspirante a suceder a Rivera es Arrimadas. Lo que no está tan claro es que ella vaya a aceptar el cáliz. No faltarán candidatos. Los madrileños Ignacio Aguado y Begoña Villacís son algunos de los nombres que ya circulan en las apuestas. Ya se verá. De momento, es turno para las necrológicas. En El Confidencial, Nacho Cardero describe los últimos tiempos y horas del exlider de Ciudadanos: "Hace seis meses que Albert Rivera dejó de coger el teléfono a los capitostes del Ibex, los César Alierta et alii, que le llamaban para explicarle cual parvulario cómo debía dirigir el partido y por qué debía pactar con Sánchez. El domingo por la noche, tras materializarse la debacle, también dejó de cogérselo a sus compañeros de partido. Solo los miembros del war room de Ciudadanos, esto es, José Manuel Villegas, Pedro Páramo, Daniel Bardavío y David Martínez, estaban al tanto de lo que pasaba. Y lo que pasaba es que el líder de Cs había decidido capitular".

Líneas después, remacha Cardero: "En el debate a cinco del 4 de octubre, Rivera se presentó consciente de lo que se le venía encima. Fue el perdedor por unanimidad. Elementos pirotécnicos de marketing y propaganda como los del perro Lucas y el adoquín de Barcelona, que otrora hubieran sido aciertos sacados del magín de la nueva política, no parecían sino recursos de mercachifle. Provocaba repulsión. De ser el novio que toda madre de centro derecha hubiera querido para su hija, se había convertido en el apestado de la política española. Hasta los tertulianos afines le daban la espalda. No había nada que hacer".

elpais

Juan Carlos Girauta se apunta a la despedida. Ayer mismo dijo que no merece la pena seguir sin Rivera. Los medios apuntan que el excocacolo Marcos de Quinto será el siguiente. El diputado más rico de España ya ha constatado que la política no es lo suyo.

El hundimiento electoral trae más consecuencias en Ciudadanos. Llanto y crujir financiero, según reporta Antonio Salvador en El Independiente: "La dimisión de Albert Rivera por el hundimiento en las urnas no será la única consecuencia para Ciudadanos. La pérdida masiva de votos registrada en la cita de este domingo hará que la formación deje de ingresar más de nueve millones de euros en los próximos cuatro años en relación con las cantidades que le correspondieron tras los comicios del pasado 28 de abril. Es la factura de la derrota".

Y apunta párrafos después: "El partido tendrá que acompasar ahora la merma de ingresos a los gastos para encarar la nueva etapa que se inicia ahora. Fuentes de Ciudadanos dan por seguro que el partido tendrá que acometer un ajuste de plantilla, como han tenido que realizar otras formaciones en situaciones parecidas".

La vida sigue y más la política, que es lo que más se parece a las migraciones de los ñues en el Serengueti desde el punto de vista del sálvese quien pueda. La idea es que Pedro Sánchez forme Gobierno y en Público ya le hacen un traje. Escribe Manuel Sánchez en el diario de Roures: "El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no informó a la ejecutiva federal del PSOE absolutamente de nada que no se conociera ya por los medios de comunicación sobre sus planes para intentar superar una investidura y formar Gobierno, y lo único que se limitó a pedir fue “manos libres” y “confianza” para que, esa ocasión, salgan adelante sus propósitos".

Sigue la nota: "Así lo confirmaron a Público distintos miembros de la ejecutiva que calificaron de "muy escueta" la intervención del líder socialista, y no ocultaron sentirse meros oyentes en esas reuniones porque, según dicen, están convencidos de que todas las decisiones se toman en La Moncloa de la mano del jefe de Gabinete de Presidencia del Gobierno, Iván Redondo".

Ya ha comenzado la presión de Podemos, que quiere ministros plenipotenciarios y marca líneas rojas, como que el PSOE no cuente para nada con los diez diputados que le quedan a Ciudadanos. Está la opción PP, a pesar de que Ábalos ha descartado la gran coalición. En La Razón apuntan a que "cargos del PP piden debatir una abstención de Estado". Pone la letra Carmen Morodo: "En el PP sí hay debate sobre la abstención a Pedro Sánchez. Génova tuvo ayer que moverse y contactar con algunos dirigentes territoriales para pedir prudencia en la política de declaraciones. El objetivo es que no se abra en público la discusión ni trasciendan las voces que discrepan con la posición oficial fijada, otro «no» a Pedro Sánchez. «Inamovible», según sostienen en estos momentos en Génova. La prudencia exige esperar a ver qué hace Sánchez, pero si falla su opción de desbloqueo, «no nos quedará más remedio que movernos», reflexiona uno de sus más veteranos dirigentes en activo".

larzon

Cambio de tercio. Las aventuras del Tsunami enmascarado. La policía francesa ha comenzado el desalojo de la frontera. Afortunadamente tira de gas pimienta en vez de gas mostaza. El estropicio económico es más que notable, igual que el de imagen. El Govern de la Generalitat ha quedado retratado. Tampoco parece una buena idea implicar a Francia en el proceso. Sus autoridades acostumbran a tener menos remilgos, aunque en El Món se subrayaba en un subtítulo que "França deixa passar la nit sense treure ni una porra". De la crónica de Quico Sallés en dicho medio: "A les nou, tot aturat. Començava una jornada de les tres primeres previstes. Els primers moments del pla d’atac, bastit amb ajuda dels catalans del nord --com les urnes de l’1-O-- han sortit rodons. L’ambient festiu i reivindicatiu s’ha allargat durant tot el dia. Només al migdia i a la tarda hi ha hagut moments de tensió. En primer terme perquè la Gendarmerie ha començat, a cop de grua, a treure cotxes i tornar-los només previ pagament de 699 euros. Això ha obligat a treure vehicles i aclarir la zona de l’antiga duana, ara quarters policials, a la base del monument Bofill". 

Unas 23 horas después, Francia ha empezado a repartir estopa, porrazos en la cabeza incluidos. Mientras tanto, los Mossos informan por Twitter de que ellos están mediando al otro lado. En candeletas a la espera de ver qué se le ocurre ahora a las mentes pensantes del Tsunami.

12 de noviembre, santoral: Emiliano de la Cogolla, Margarito Flores y Nilo de Ancira.