Menú Buscar
Primeras planas

Rajoy arrasa en Bulgaria y el pablismo prepara la gran purga

El líder del PP dice que puede dar más de sí y que no permitirá la "amputación" de España. Pablo Iglesias refunda Pablemos. Kim Jong-Un y Trump, cuando al mundo le quedan dos telediarios

10 min

En Bulgaria, Rajoy es el amo, el hombre de hierro, un ser imperturbable al que se rinde vasallaje. El Partido Popular es él, reconcentrado de todas las esencias del conservadurismo español. Don Mariano es como Sun Tzu y rehúye las batallas, incluso en las que el favor del paisaje y la debilidad del enemigo se le presentan favorables.

En Moscú se ha pasado de todo el poder para los soviets a la entronización absoluta de Pablo Iglesias. Se especula con grandes purgas en el el podemismo, con un ajuste de cuentas que puede acabar con todo el errejonismo en Siberia. La jefa de gabinete del Stalinete de Vallekas, Irene Montero, ya ha deslizado que Íñigo se puede quedar en el partido como Monedero y Bescansa. Esto es, sin cargos. Montero se refiere a Errejón por su patronímico, que es la caricia previa que se da en el pescuezo a los conejos antes de ser desnucados contra el mármol de la cocina. Ven, bonito, no tengas miedo.

Pablo Iglesias es como Mariano Rajoy. Entre ellos hay sintonía y es probable que el político mayor le haya dado algunas pistas al hermano menor, anticapitalista y come curas porque es lo que toca antes de cumplir los cuarenta. No se descarte que Rajoy haga de señor Miyagi o de sabio budista del kung-fú con Iglesias. A Rajoy, la posición de la grulla se le da de muerte. Y de repente, cuando el enemigo, pongamos Aznar, pasa por delante de la estatua humana, zas, patada en todos los morros. Igual que los camaleones y los insectos.

En comparación con el aséptico y fulminante proceder de Rajoy, lo de Iglesias con Errejón ha sido una carnicería, un crimen pasional y, por tanto, lleno de sangre, trozos de cerebro e intestinos en la escena del crimen. Ya aprenderá con el tiempo el jefe supremo del politburó que no se le note el cuidado, pero es que a Pablo le va el maso y ya se sabe que a otra Montero, Mariló, le daría de latigazos hasta que sangrase.

En El Mundo, Álvaro Carvajal y Luis Ángel Sanz firman la crónica de la sangrienta corrida en Vistalegre, la plaza de toros preferida, en su día, por aquellos espontáneos que saltaban al ruedo a torear de chaqueta para pedir una oportunidad. 

elmundo.200Escriben: "Vistalegre II ha sentenciado el debate en Podemos. Las bases del partido morado han entregado a Pablo Iglesias todo el poder y han refrendado la línea dura y el «viraje» ideológico a la izquierda emprendidos desde verano tras la arrolladora victoria el domingo del líder de Podemos frente a Íñigo Errejón. El desafío era enorme, la tensión interna estaba en máximos, pero el resultado ha sido tan contundente que no deja lugar a las dudas. Iglesias podrá marcar a sus anchas el rumbo político del partido y, sobre todo, tiene ahora las manos libres para colocar a Errejón y a sus fieles donde quiera".

Mirando a Cuenca los va a poner Iglesias para satisfacción de los pablistas de Pablemos. Como dijo ese gran genio de la política que fue Arzalluz, sobran los michelines

Sin salir del periódico de Cuartango, el artículo de Federico Jiménez Losantos muestra una panorámica tras el fin de semana de los congresos: "Hoy, lo único que cabe esperar de Podemos es el crimen de lesa cursilería; el de Ciudadanos, el ensueño del Centro; del PP y del PSOE, nadie espera nada, salvo que sigan ahí... y siguen. Pero los problemas de España, especialmente dos: la politización o corrupción judicial-policial y la ausencia del Estado de Derecho ante el separatismo, siguen ahí. Limpiar y democratizar las instituciones es tarea tan poco brillante como limpiar la casa a diario, pero esencial. Lo único que dignifica a la política".

El asunto catalán está en una fase que no interesa en Madrid. Demasiado repetitivo. Así, la mayoría de los medios bucean en los reequilibrios de poder en el seno del partido, en si Maíllo (al que ya le han sacado el pecado de juventud de haberse enamorado de Aida Nízar) marcará el territorio de Dolores de Cospedal o en si la ministra impondrá sus galones en Génova, 13. Mucha Cospedal, incluso para Sáenz de Santamaría.

En Voz Populi, Alejandro Vara firma un análisis sobre un debate que sí ha zanjado el propio Rajoy. El de su sucesión. Va para largo: "Un 95 por ciento de los delegados proclamaron de nuevo presidente a Mariano Rajoy. Idéntico resultado que en Sevilla, hace cinco años. Allí funcionó la euforia de la recién conseguida mayoría absoluta. Ahora se ha impuesto la fortaleza de un líder que controla sin miramientos el aparato. El PP ha perdido más de tres millones de votos pero Rajoy mantiene en su partido el mismo porcentaje de hace un lustro. El partido se desgasta. Rajoy, no".

Sigue Vara: "“Todavía puedo dar mucho más”, aseguró ante los tres mil delegados reunidos en la inhóspita Caja Mágica de Madrid, esa especie de centro penitenciario, todo hormigón y corrientes de aire, que levantó el alcalde Gallardón cuando aún se pensaba olímpico. En justa venganza, Rajoy le borró este sábado de su Ejecutiva. Uno menos. Todo el aznarismo, arrojado por la borda. Sólo sobrevive Javier Arenas, que logró el respaldo unánime de los compromisarios a su ponencia económica".

Hombre, es que Arenas es un campeón. El "moztruo" de la política. 

El Abc sí que sigue preocupado por lo de Cataluña y celebra con regocijo en su portada que Rajoy dedicara al expediente buena parte de su discurso de clausura. En Cataluña también se le da cancha al particular. Estefanía Molina firma una crónica en El Nacional: "Por primera vez en la historia de la formación un dirigente del PP advertía en la máxima reunión del partido sobre la independencia de Catalunya. "Que nadie se llame a engaño. No sería una poda agradable hecha por un amable jardinero. Sería una amputación terrible y dolorosa que no hay ningún cirujano que pueda salvar" decía el gallego a los catalanes "de buena fe" y "engañados", a los que sus dirigentes no les habrían explicado las consecuencias de la separación. Rajoy ha utilizado el discurso del miedo para avisar de que la marcha de Catalunya llevaría a la salida del euro, de la Unión Europea, y significaría la "imposibilidad" de sostener los servicios públicos y el sistema de pensiones".

Podas o amputaciones, el mundo se va irremediablemente al traste. Ha aparecido un cocodrilo naranja en Carolina del Sur al que han bautizado Trumpcodrilo. El reptil, especie superviviente de la época de los dinosaurios, como Javier Arenas más o menos, se habría revolcado en unos lodos minerales anaranjados.

Kim Jong-un, el sátrapa de Corea del Norte, ha lanzado un misil de advertencia para estrenar sus relaciones diplomáticas con el antedicho Trump. El presidente estadounidense no ha reaccionado de momento. Está muy ocupado en tapar las ventanas del ala oeste de la Casa Blanca con bolsas de basura para que los paparazzi no se den cuenta de que se pasa el rato de despacho practicando el "swing" con un palo de golf y dos pelotas. No es broma.

13 de febrero, santoral: Benigno, Lucinio, Esteban y Gilberto. Refranero climático: Febrerillo es un mes corto, voluble y loco; trae viento, frío, nubes y sol, de todo un poco.