Menú Buscar
Primeras planas

Notre Dame y la rebelión de los yayopijos

Desconsuelo por la destrucción de la catedral de París. Esa carta de Puigdemont a Trapero. Retrato del grueso del ejército procesista. Una marquesa con un sindicalista

16.04.2019 09:13 h.
13 min

Arde París. Notre Dame ha sido pasto de las llamas. La principal hipótesis es una "destrucción involuntaria por incendio", según los preliminares de la Fiscalía de París. El fuego en la catedral es la noticia de apertura en el mundo y el principal reclamo de la prensa francesa. Le Figaro titula "Le désastre"; "Notre Drame" clama Libération. La Croix sentencia "Le coeur en cendres" y llora Le Parisien por "Notre Dame des larmes". En cambio, Le Monde no dice nada en su primera página del 16 de abril. Debía estar ya toda la edición de papel impresa cuando el fuego engullía la historia de Europa. En la edición digital sí que abren con el incendio e incluso recopilan en una revista de prensa las portadas más elocuentes.

El mayúsculo desastre centra las primeras páginas en España. De la crónica de Marc Bassets en El País: "Era el final de un día despejado, la hora en que los parisienses regresaban a casa tras la jornada laboral o se agolpaban en los cafés, y los turistas disfrutaban de la primavera de París, cuando estalló un incendio que quedará grabado en la historia gloriosa y trágica de esta ciudad. El fuego devastó ayer la catedral de Notre Dame, símbolo de la capital francesa, Patrimonio Mundial de la Unesco y uno de los monumentos más visitados del mundo. La aguja y el techo se hundieron. Llegó a temerse un desastre total, pero hacia las 23.00 los bomberos aseguraron que la estructura y las torres estaban a salvo. Nuestra Señora de París había sobrevivido a la destrucción, pero reparar los destrozos puede llevar años".

Portada de 'El País' de este martes 16 de abril / KIOSKO.NET

Portada de 'El País' de este martes 16 de abril / KIOSKO.NET

El cronista apunta también que la catástrofe "puede recordar a los incendios de los teatros del Liceo en Barcelona en 1994 y La Fenice en Venecia dos años después". No hay consenso respecto a la significación de la catedral. En Ok Diario recogen escandalizados el trino de un periodista de El País que asegura que la prueba de que Dios no existe es que ha ardido Notre Dame en vez de la catedral de la Almudena. Mucha gente suscribiría esa "teoría" respecto a la Sagrada Familia.

Rafael Jorba, que pasó años de corresponsal en París, explica en El Periódico el alcance exacto del suceso: "La flecha de Notre-Dame, la catedral de las catedrales, levantada en la isla de la Cité, en el corazón de París, se ha venido abajo este lunes. Todo un símbolo, en la historia de Francia y en la historia del arte: levantada sobre un antiguo templo galo-romano, un lugar de culto milenario, era la bisagra de la evolución del arte gótico, es decir, la última de las catedrales del gótico primitivo y la primera de las grandes catedrales clásicas".

Y añade: "Hecho este apunte histórico, la imagen de la columna de humo y fuego se proyectó de inmediato en todas las pantallas del mundo: Notre-Dame es el monumento histórico más visitado de Europa. Todos los que la hemos visitado la asociamos con nuestra propia vivencia. En mi caso, me vino a la memoria una canción de Édith Piaf: “Sous le ciel de Paris / s'envole une chanson… / De sa vieille Cité / près de Notre-Dame / parfois couve un drame --(Bajo el cielo de París / se levanta una canción... / Desde su vieja Cité / cerca de Notre-Dame / a veces se masca un drama)--".

Nada más conocer el incendio, Trump propuso en el Twitter (¿dónde si no?) utilizar medios aéreos para sofocar el fuego. Hombre práctico el presidente de los Estados Unidos. Los bomberos de París tuvieron que salir a explicar que esa era una buena opción si lo que se pretendía era destruir por completo la catedral con toneladas de agua derramadas sobre las endebles piedras.

La buena noticia es que sólo un bombero ha resultado herido.

Campaña. Cayetana Álvarez de Toledo con José María Fidalgo, exsecretario general de CCOO. La marquesa y el compañero del metal, en realidad médico traumatólogo. No es un debate, sino un acto del PP. Escribe Iñaki Ellakuría en La Vanguardia: "La campaña de Cayetana Álvarez de Toledo supone un cambio radical en el PP catalán, tradicionalmente un partido muy cerrado y endogámico, al protagonizar actos con personas alejadas de esta formación, como el dramaturgo Albert Boadella y el filósofo Félix Ovejero. Otro ejemplo de ello ha sido el diálogo que la candidata popular por Barcelona ha mantenido este lunes en el Centro Tecla Sala de L’Hospitalet de Llobregat con el exsecretario general de Comisiones Obreras José María Fidalgo, quien se ha mostrado muy crítico con el apoyo de un amplio sector de la izquierda y el sindicalismo catalán al proceso independentista".

Un párrafo después añade Ellakuría: "Despreocupado de convencionalismos o encasillamientos, el exlíder de CCOO ha reivindicado su condición de “izquierdas, de sindicalista” y ha afirmado que apoya a Álvarez de Toledo por el “coraje y la valentía” que la candidata popular demuestra en su defensa de “la igualdad y la libertad” de los ciudadanos. La relación y la sintonía entre la periodista y política y el sindicalista viene de lejos y tuvo como punto de encuentro el alumbramiento el 15 de julio de 2014 de Libres e Iguales, plataforma cívica no partidista en defensa de la “libertad, el pluralismo, la justicia y la solidaridad”".

En Nació Digital escribe al respecto Pep Martí, que subraya las coincidencias entre ambos personajes: "Fidalgo i Álvarez de Toledo han coincidit en tot: des dels atacs a un nacionalisme que només vol "crear més fronteres" als elogis al rei Felip VI, aquest "defensor dels valors republicans" de llibertat i igualtat que l'esquerra sembla haver traït, segons han ressaltat. Han coincidit també en el menyspreu al sobiranisme, "aquesta rebel·lió fiscal dels rics", en paraules de l'antic sindicalista. En la indignació davant els "atacs" patits per la candidata del PP. I en la necessitat de fer alguna cosa contra els rebels separatistes. Per què no una "rebel·lió"?, com ha demanat Fidalgo. Una rebel·lió" dels bons, és clar". 

Precisamente en la rebelión de los acomodados abunda Sergi Doria con un notable reportaje en ABC: "Con el procés independentista el activismo de tercera edad ha crecido y ampliado su espectro social. Un headhunter lo dejó claro en los albores del «procés». Al decirle que veíamos muchos abuelos en las manifestaciones, apostilló irónico: «Las prejubilaciones hacen estragos». El crecimiento de las asociaciones no se explica sin esa figura de clase media-alta. En el caso de Òmnium, entidad de raíces montserratinas, ha pasado de 19.000 miembros en 2008 a más de 130.000 en 2018. El grueso es de estos (muy bien) jubilados. Si residen en la riquísima Gerona bajan a Barcelona en el Porsche Cayenne para comer en el Petit Comité de Fermí Puig y hacer la digestión en el paseo de Gracia en la enésima concentración «indepe»".

Doria detalla el perfil: "Catalán o catalana, de 55 en adelante. O muy adelante. Incluso en una silla de ruedas de la que cuelga una «estelada». Ancianos con caminador acompañados de asistenta: lacito en el anorak y la mirada perdida en su quimérica república. Un jubilado metido en casa todo el día estorba. Hasta ahora su única función era llevar y recoger a los nietos, o echar una partida en el Casal Sant Jordi de la extinta Catalunya Caixa. Ahora, las jornadas -siempre «históricas»- del procés copan la agenda, antes vacía: concentraciones por lo que sea; excursiones a Barcelona con selfis en Montjuïc bajo las cuatro barras «kitsch» de Puig i Cadafalch; quien sabe, si es un abuelo-single, algún idilio con una compañera de causa...".

Juicio en el Tribunal Supremo. Le reprocha Arcadi Espada al fiscal Fidel Cadena que no remachara el clavo de la sentida carta que le mandó Puigdemont al major Trapero el 20 de octubre del 17. El comandante de la Guardia Civil le había puesto en bandeja al fiscal un remate franco a portería, pero a Cadena se le debió ir el santo al cielo. Escribe Espada: "Las alabanzas a Trapero incluyen un párrafo que resume su conducta el 1 de octubre: "La balanza entre derechos y deberes, entre libertades y orden público, no es nunca ni puede ser nunca una ciencia exacta". El comandante de la Guardia Civil lo dijo muy bien ayer en el juicio. "Trapero estaba dispuesto a que le impusieran el qué [impedir el referéndum] pero no el cómo". Es por esta razón que Trapero envió a los monomios a los colegios electorales, con estrictas instrucciones de que pidieran, siempre por favor, a los convocantes que se abstuvieran de hacer el referéndum. Y logrando la hazaña de que el cómo fuera el qué".

Sigue la pieza: "Se verá que la carta incluye un momento de gran estremecimiento cuando Puigdemont cuenta que sus hijas se despiertan a media noche soñando que viene a buscarlos la policía española -"què volen aquesta gent que truca de matinada?"-, la misma policía que había irrumpido en su colegio, habilitado como sede del referéndum ilegal. Obsérvese lo que hacen los policías con sus porras: "Su santuario de paz, de amistad, de alegría ... violado sin contemplaciones por policías españoles"".

16 de abril, santoral: Engracia y Toribio.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información