Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

La guerra de la derecha y renovación en Podemos

La manifestación de Colón parte en dos a la opinión pública mientras Carmen Calvo presume de la valentía del Gobierno. Belarra, la gran favorita para suceder a Pablo Iglesias

22 min

Así como el independentismo está sumido en una guerra fratricida entre los unilateralistas del séptimo día y los pragmáticos de la vía pactada, la derecha presenta una honda fractura. Todo es causa del proceso secesionista, un fenómeno de alcance que se ha llevado por delante partidos, políticos, haciendas y futuros.

El encono en la derecha es indisimulable. Los dirigentes de PP y de Vox se han declarado la guerra y operan en el campo de batalla con el propósito de no hacer prisioneros. Mientras tanto, Ciudadanos agoniza sin que haya el más mínimo atisbo de recuperación. Es lo que cuentan Paloma Esteban y Javier Bocanegra en El Confidencial bajo el título de que "La derecha se aferra a los indultos para esconder su fractura en Colón". El texto arranca así: "Ni foto conjunta, ni unidad real. PP, Ciudadanos y Vox salen este domingo a la calle agarrados al único mensaje que les conecta en este momento: el rechazo frontal al Gobierno y la concesión de indultos a los presos del procés, que se materializará de forma inminente. En el resto de cuestiones --con los populares en plena operación para absorber a los naranjas y cada vez más enfrentados al partido de Santiago Abascal-- sus estrategias chocan por completo. La sonada manifestación de Colón, organizada por la plataforma que encabeza Rosa Díez, ha acaparado el debate político de los últimos días. A diferencia de 2019, no habrá una tribuna conjunta donde los distintos líderes políticos posen. Otra cosa es si finalmente habrá saludos o se cruzarán en algún momento".

Continúa la pieza un párrafo después: "Está por ver si la convocatoria acaba siendo más descafeinada de lo previsto o no. En los partidos creen que el protagonismo estará en la sociedad civil, pero siendo un caluroso domingo de junio no hay coincidencia en la afluencia de manifestantes que conseguirán reunir. Algunos dirigentes descuentan una participación masiva y otros alertan de que los ciudadanos podrían no responder con el mismo ahínco en la protesta de la calle. Con todo, el PP se mantiene confiado en el cambio de tendencia y da por hecho, independientemente de la movilización, que el rechazo social a los indultos es mayoritario y que el Gobierno acabará pagando las consecuencias".

Hay división de opiniones y una opinión pública también dividida, según La Razón, que se pone de perfil ante la convocatoria con un sondeo. Es Carmen Morodo quien da cuenta de los resultados de la encuesta: "La concentración de esta mañana en la Plaza de Colón, contra los indultos a los líderes del procés, genera opiniones enfrentadas en la ciudadanía. Hay una mayoría, de un 49,5%, que la apoya, ante un 41,2% que se declara en contra. El respaldo mayor a la convocatoria de la plataforma cívica Unión 78, presidida por la ex socialista Rosa Díez, viene del votante mayor de 35 años, dándose el porcentaje más alto de adhesión a la protesta entre los mayores de 55, según una encuesta de NC Report que analiza cómo está procesando la opinión pública las novedades confirmadas por el Gobierno sobre la negociación con el secesionismo. Moncloa ha ido modulando su discurso ante la perspectiva de que necesita un mayor esfuerzo de pedagogía para que su postura sea entendida en la calle, y los datos de este sondeo así lo confirman. La fragmentación se siente también dentro del electorado socialista: el 48,6% no apoya esta convocatoria frente a un 35,7% que sí la respalda. Los indultos a los líderes independentistas dividen al PSOE en clave orgánica, aunque la mayoría mida la verbalización de sus críticas. Y esta misma división existe dentro del votante de este partido".

Captura de Pantalla 2021 06 13 a les 8.47.06
Portada de 'La Razón' del 13 de junio de 2021 / LA RAZÓN

Donde no hay división es en el Gobierno. La vicepresidenta Carmen Calvo es la protagonista de la entrevista dominical de La Vanguardia, donde se muestra convencida de la necesidad de las medidas de gracia. Juan Carlos Merino y Enric Juliana interrogan a Calvo. Ahí van las preguntas y respuestas relativas a los indultos y su efecto en el conjunto de la sociedad española: 

Pregunta: ¿Qué día se aprobarán los indultos?
Respuesta: Pronto. Está cerca. Tienen que seguir la tramitación prescrita por la ley. Hasta que no llegó el informe del Tribunal Supremo no se pudieron abordar los expedientes individualizados. En cuanto estén terminados, inmediatamente les daremos curso, así que llegarán pronto a la mesa del Consejo de Ministros. Estos indultos no tienen ritmo electoral ni están atados a ningún calendario político. Sí serán una decisión de mucho calado político.
P: ¿Teme el Gobierno que la opinión pública no los entienda?
R: Esta es una de aquellas decisiones que se adoptan siendo plenamente conscientes de que se producen en una coyuntura en la que hay que demostrar determinación y amplitud de miras, aunque supongan un paso de las Termópilas. Pocas veces la política es así.
P: ¿Un paso ineludible para resolver la crisis de Cataluña?
R: La única alternativa viable para Cataluña es normalizar las relaciones institucionales, parar la tremenda confrontación provocada por el independentismo y la derecha española, y estabilizar la situación. Los socialistas ganamos las últimas elecciones catalanas y acertamos en el diagnóstico. Le dijimos a Catalunya que era el momento de entrar en la realidad y el equilibrio, y salir de la frustración y las ensoñaciones. Pedro Sánchez se mostró dispuesto a tomar decisiones de auténtica dimensión histórica. No es un asunto de cálculo político pequeño, sino de visión grande.
P: Pero hay recelos en sectores de la sociedad española.
R: Cada día una parte más importante de la ciudadanía empieza a entender que no hay otra alternativa. Respetamos a quienes les resulta difícil de entender, sobre todo cuando la oposición conservadora lanza una batalla irracional, no da ningún argumento o literalmente miente. Han dicho que los indultos son ilegales, que no se pueden dar contra la opinión del tribunal sentenciador o sin arrepentimiento. Mentiras. Una cosa es discrepar y otra mentir. Pese a esa frontalidad, cada día mucha gente observa que no hay otra alternativa. La única alternativa de la derecha es volver a la plaza de Colón, una y mil veces, a decirle a Cataluña que el resto de España está en su contra. Esta es una idea terrible. Pido que reflexionen. El PP confunde la discrepancia radical con el independentismo --discrepancia en la que nosotros estamos--con enfrentarse a toda Cataluña. ¿Pretenden transmitir ese mensaje a los catalanes? La democracia contempla los indultos. Los indultos tienen una función en el ordenamiento democrático. No se trata de invadir ni revisar la justicia.
P: El pronunciamiento esta semana de Oriol Junqueras ha tenido impacto. ¿Hay concertación entre el Gobierno y ERC, al menos en los ritmos de las declaraciones públicas?
R: No es premeditado. Oriol Junqueras está en la cárcel, cumple sus obligaciones con la justicia. Con sus reflexiones, pone de manifiesto la experiencia que vivió y admite errores. Sus reflexiones ayudan a entender la evolución de una parte importante del independentismo catalán. Si las derechas radicalizadas estuvieran dispuestas a razonar, también le darían valor. El PP debe asumir su parte de responsabilidad y decidir qué va a aportar. ¿Solo volver a Colón con los herederos del franquismo? Una respuesta disparatada y, además, cobarde, puesto que no quieren salir en la foto. Siguen enfrentando a España con Cataluña, con el añadido de la hipocresía y la cobardía. Si van a Colón, que se hagan la foto.
P: Tienen también en cartera la revisión del Código Penal para rebajar las penas del delito de sedición. ¿Cuál es el calendario?

R: Ahora mismo no lo tenemos en lo alto de la mesa, pero lo haremos a lo largo de esta legislatura. Todo lo ocurrido, más algunos pronunciamientos de Europa, nos obligan a planteárnoslo. Pero no al hilo de una situación coyuntural. El presidente Sánchez ha utilizado la palabra magnanimidad. Remito a Ferrajoli, uno de los grandes juristas progresistas de Europa, cuando decía que en estas situaciones solo cabe la clemencia del Estado. Sánchez asume la situación sin ambages, con gallardía política y mirada larga.
P: ¿Y existe un horizonte de clemencia para Carles Puigdemont?
R: Puigdemont no rindió cuentas ante la justicia española, y esa es una diferencia muy importante. Junqueras cumplió sus obligaciones con el Estado de derecho, fue sometido al cumplimiento de las leyes penales, tuvo sentencia y lleva más de tres años cumpliendo condena. Los mismos instrumentos del Estado de derecho pueden ponerle delante de la posibilidad de un indulto. Otros huyeron, del país y de la justicia.
En cuanto a la guerra entre las diversas familias independentistas, Marta Lasalas da cuenta en El Nacional del pronunciamiento inequívoco del Consell per la República a favor de la vía unilateral y del carácter sacrosanto del 1-O: "El Gobierno del Consell ha hecho público un manifiesto esta noche --el día antes que en Madrid se celebre la manifestación contra los indultos--, que arranca asegurando que "el día 1 de octubre de 2017 el pueblo de Cataluña alcanzó la victoria democrática mayor que haya podido protagonizar desde el retorno del exilio del president Tarradellas". Subraya que 2,3 millones de personas hicieron posible "el primer referéndum de autodeterminación, convocado y organizado por el Govern de la Generalitat y aprobado por ley del Parlament de Catalunya". "Un referéndum propuesto por las instituciones legítimas de los ciudadanos de Catalunya, depositarias de la soberanía popular," destaca. Aunque el texto no cita en ningún momento a ningún dirigente, se posiciona de manera inequívoca en el debate provocado por las palabras de Jordi Sànchez que el martes explicaba en un artículo en el diario Ara su convencimiento que "el 1-O fue concebido más para forzar al Gobierno español a abrir una vía de diálogo y negociación para alcanzar un referéndum acordado que para proclamar efectivamente la independencia". Estas referencias del secretario general de Junts han provocado una intensa respuesta a la cúpula del partido donde incluso ha aparecido una propuesta para recoger firmas pidiendo su dimisión. En las últimas horas, Puigdemont, después de abordar con Sánchez la situación, ha hecho saber a su entorno su opinión crítica ante esta campaña anónima".

Captura de Pantalla 2021 06 13 a les 8.47.39
Portada de 'La Vanguardia' del 13 de junio de 2021 / LA VANGUARDIA

Economía y Cataluña. Dos miradas. Mientras La Vanguardia sostiene que "Cataluña es la comunidad que menos inversión relativa recibe desde 2015", en Vozpópuli explican exactamente lo contrario, que "Sánchez destina a Cataluña una inversión récord a través de las empresas públicas". El texto del digital de Jesús Cacho viene con la firma de Francisco Núñez y dice que "el Estado inyectó 732,3 millones a la autonomía en 2020 a través de consorcios como Adif o Renfe. La cifra triplica la media nacional y es la partida regional más elevada. Mientras el presidente Pedro Sánchez decide cuándo aprobará el Consejo de Ministro el indulto de los políticos condenados por el 1-O, la estadística oficial confirma la generosidad del gasto público del Estado con Cataluña en el primer año de Gobierno de coalición del PSOE y Podemos, que ha necesitado (y sigue necesitando) el apoyo parlamentario de los partidos independentistas. Según los datos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), la inversión en infraestructuras en Cataluña por parte de las empresas públicas nacionales alcanzó en 2020 los 732,3 millones de euros frente a los 592 millones del año anterior. (...) A esta cifra hay que sumar también otros 225 millones más, hasta completar un total de 957,3 millones de inversión pública en el pasado ejercicio (un 18% más que en 2019), que corresponden al resto de inversiones directas de los ministerios en Cataluña, sobre todo a través de Fomento o, por ejemplo, en la Agencia Estatal del CSIC o en el Centro Nacional de Supercomputación o en el Consorcio para la Construcción, Equipamiento y Explotación del Laboratorio de Luz Sincrotrón".

Podemos renueva su liderazgo y la ministra de Derechos Sociales, la joven Ione Belarra, emerge como sucesora de Pablo Iglesias en la IV asamblea de la formación de los círculos morados. Así es como lo cuenta Alexis Romero en Público: No se trata solo de ganar, sino de cómo se gana. La IV Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos pretende ser una asamblea de renovación (donde se decidirá la hoja de ruta del partido tras la marcha de Pablo Iglesias), pero también de reconstrucción (una nueva prueba de fuego para, en palabras de Ione Belarra, "demostrarle a los agoreros que queda Podemos para rato", después de que los últimos cónclaves se hayan celebrado en contextos de baja participación, y de que los resultados electorales de la formación hayan distado mucho de los objetivos consignados)".

Sigue la crónica: "En este sentido, uno de los objetivos de la candidatura liderada por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 (la candidata consensuada por la dirección saliente y la favorita en las primarias) era que la asamblea se celebrara en un contexto de alta participación de una militancia que no ha dejado unos buenos números en los últimos cónclaves. "Siempre nos dan por muertos, y tenemos que demostrar que hay Podemos para rato", aseguró Belarra en el acto de cierre de campaña que celebró el pasado viernes en Zaragoza, donde se refirió a que en estas primarias había "una competición contra los agoreros". Estos "agoreros" a los que se refería la ministra también parecen haber aflorado dentro del partido y, en concreto, entre las candidaturas que compiten con ella para hacerse con el liderazgo del partido. Fernado Barredo, militante crítico, denunció el sábado con mucha dureza la organización del cónclave y alertó de que la dirección saliente había hecho uso de sus cargos orgánicos y políticos para hacer campaña mientras se "ahogaba" a las candidaturas alternativas".

Un futbolista danés se desplomó ayer en el campo durante un partido de la Eurocopa contra Finlandia. La tragedia sobrevoló la competición. De la nota de Sergio R. Viñas en El Mundo: "La realización televisiva, por pura inercia, se centró en un primer plano de Eriksen, desvanecido sobre el césped. Su mirada perdida, mostrada a millones de espectadores en todo el mundo, estremecía. Un crudo y doloroso bofetón de realidad para volver a recordarnos que la vida está por encima de todo. El drama se instaló en el Parken Stadium de Copenhague, donde 25.000 daneses y fineses compartían con excelente sintonía una soleada tarde de fútbol".

Y: "Los médicos cruzaron el ancho del campo a la carrera, conscientes de que cada segundo podía ser crítico. Simon Kjaer, el capitán de Dinamarca, ordenaba a todos sus compañeros que se alejaran de Eriksen, mientras él le acompañaba en el momento que los sanitarios activaban el protocolo. Delaney, de nuevo el más lúcido en el dramático caos, enseguida instó al resto a colocarse de espaldas al jugador del Inter, formando una barrera humana para proteger su intimidad de las cámaras de televisión que había en el estadio. No pudo evitar, sin embargo, que se viera cómo los médicos le practicaban maniobras de reanimación cardiopulmonar. La hipótesis de una tragedia en vivo y en directo. Día para que la producción televisiva reflexione sobre el tratamiento ético del incidente".

No hay aún datos sobre las causas del desmayo. Se dice que el futbolista se encuentra bien y estable.

Continúan los retratos en prensa del parricida de Tenerife, Tomás Gimeno. Según el auto judicial "quiso causar a su pareja el mayor dolor que pudo imaginar". Hay dictada una orden internacional de detención, aunque se sospecha que el tipo se quitó la vida tras asesinar a sus dos pequeñas hijas.

13 de junio, santoral: Antonio de Padua, Fandila de Córdoba, Aquilina virgen y mártir, Aventino mártir, Ceteo de Amitermo, Eulogio de Alejandría, Felícula y Trifilio.