Menú Buscar
Primeras planas

La compleja investidura y la guerra de Valls y Rivera

El acuerdo de los socialistas navarros con Geroa Bai cierne dudas sobre la investidura de Sánchez. Valls acusa a Rivera de abandonar Cataluña. La extradición de Puigdemont

20.06.2019 10:12 h.
12 min

Dista de estar clara la mayoría pelada con la que Pedro Sánchez pretende aplanar su investidura. De los últimos pactos podría deducirse que el presidente pretende el apoyo del PNV y las abstención de Bildu y/o ERC. Eso parece indicar el acuerdo de los socialistas navarros con los nacionalistas de la región para garantizarse el mando de la Comunidad Foral, una operación que ratifica a Ciudadanos en su tajante negativa a apoyar la investidura para que un Gobierno del PSOE no quede al pairo de la condescendencia del independentismo catalán y los bildutarras. 

Entre tanto, los socialistas acotan el área de influencia de Unidas Podemos, que clama en vano por unos ministerios que el PSOE reduce a subsecretarías generales, escalón probablemente más eficaz en la gestión de diario, pero menos lucido en el caso de que cuaje la improbable fórmula del Gobierno de "cooperación". La digestión de las aritméticas poselectorales está resultando ardua, como la pandemia de gastroenteritis preveraniega que asuela los ambulatorios de media España y que los médicos atribuyen a las aglomeraciones en los transportes públicos. Habrá que desplazarse con mascarilla, como los pulcros nipones.

El caso es que la prensa constata el pacto en Navarra con titulares vinculados a la investidura. Así, El Mundo apunta que "El PSOE abre la puerta a Bildu y Sánchez orienta la investidura" mientras que el ABC sostiene que "El PSOE abraza el separatismo en Navarra". En La Razón se afirma que "Sánchez se entrega a Bildu para allanar su investidura". El País se abstiene de destacar el acuerdo navarro y lo reduce a un escueto titularcillo: "El PSOE navarro da el primer paso para gobernar con los nacionalistas". En La Vanguardia se sostiene que "Sánchez avanza con muchas trabas hacia la investidura" y El Periódico constata que "Sánchez cierra la puerta a ministros de Podemos". 

Portada de 'La Vanguardia' del 20 de junio
Portada de 'La Vanguardia' del 20 de junio

De la prensa digital destaca el titular de El Español –socio de Crónica Global–, que afirma que "Sánchez quema las naves con PP y Cs al permitir que el PSN pacte "por omisión" con Bildu. En El Confidencial subrayan que "Sánchez va a por Navarra y Canarias y deja su investidura en manos de ERC o Bildu". Y en Voz Populi avanzan la hipótesis de una repetición electoral: "El pacto de Navarra complica la investidura y aboca a nuevas elecciones".

La concreción del apaño navarro viene en El Mundo con la firma de Marisol Hernández, que escribe: "La socialista María Chivite será la próxima presidenta de Navarra y los dos diputados de UPN en el Congreso no se abstendrán en la investidura de Pedro Sánchez. El acuerdo suscrito este miércoles en el Parlamento navarro echa al traste con una de las sumas posibles para la elección de Sánchez -probablemente la más cómoda para él-, que pasaba por el voto a favor de Unidas Podemos, PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y la abstención de UPN".

Sigue Hernández: "El presidente de esta formación, Javier Esparza, tras la audiencia con el Rey, había ofrecido él mismo esta opción, a cambio de que se le permitiera gobernar su autonomía, donde UPN se presentó bajo la marca Navarra Suma, que engloba también a PP y Ciudadanos. (...) Sólo con que se abstuvieran los 4 diputados de Bildu Sánchez ya podría superar la investidura. Pero el PSOE asegura que no negociará con ellos aunque han aceptado la presencia de los abertzales en la Mesa del Parlamento navarro. Lo mismo se ha dicho de ERC, con la salvedad de que los independentistas no parecen partidarios de hacer nada de manera gratuita".

La segunda noticia del día es la comparecencia de Manuel Valls, que con parisina elegancia le metió un repaso a Ciudadanos de órdago a la grande. Rivera las ha visto de todos los colores, pero probablemente esta sea la mayor crisis que deba afrontar en su trayectoria. No parece muy alterado, sin embargo. En El Diario le dan por desaparecido. Es una nota de Carmen Moraga: "El lunes la dirección de Ciudadanos se reunía en la sede del partido, pero sin Rivera. Desde su equipo se justificó su ausencia "por cuestiones de agenda", sin especificar más, pero se remarcó que el líder había estado conectado con los demás dirigentes por teléfono. Pese a ser una decisión suya, Arrimadas fue la encargada de anunciar la decisión de la ruptura con Valls mientras Villegas se lo notificaba al exprimer ministro francés. (...) Este miércoles Valls aprovechaba su primera rueda de prensa como concejal para cargar con dureza contra Rivera al que ha atacado por pactar con un partido reaccionario como Vox: "Ciudadanos se ha convertido en el partido que pacta de hecho con una formación iliberal, reaccionaria y anti-europea", ha asegurado, para seguidamente advertir a su líder que "no vale esconderse tras el PP, cada uno es responsable de sus actos, en Barcelona y en Madrid". "La estrategia del cuanto peor mejor es equivocada y dejan huérfanas a todas las personas que el 21D confiaron en el mensaje de coraje de Inés Arrimadas", ha apostillado después el exprimer ministro francés intencionadamente, dejando con ello entrever su sintonía con la portavoz nacional de Cs".

En el apartado de la actualidad nacionalista, cumbre en Waterloo entre Carles Puigdemont y Artur Mas para refundar el espacio posconvergente por tercera o cuarta vez. Aquí, en Crónica Global, se destaca que el expresidente inhabilitado "ruega" al expresidente prófugo que le deje confeccionar las listas de JxCat para evitar que se llenen de amigos de Puigdemont.

En materia procesal destaca el artículo de José Antonio Zarzalejos en El Confidencial, que propone la extradición de Puigdemont, aunque sea solo por malversación. Apunta el exdirector de El Correo y ABC: "Cuando la petición lo es por la comisión presunta de otros (delitos), hay que atenerse a un examen sobre la doble incriminación. Es decir, debe determinarse si en el Estado de acogida del fugado está tipificado, y cómo, el delito que se le imputa desde el país reclamante. La rebelión y la sedición son delitos que requieren indagar en la doble incriminación. Sabida ya que esa es la gran dificultad, una vez terminado el juicio, y aun antes de que se dicte sentencia, dada la vertiginosa rapidez de los acontecimientos, parece exigible que se vuelva a cursar una nueva euroorden y aceptar la entrega del expresidente de la Generalitat bajo cualquier cargo, aunque pudiera suponer un agravio comparativo respecto de los delitos que la Fiscalía y la Abogacía del Estado imputan a los que le acompañaron en la asonada de septiembre y octubre de 2017 y respecto, también, de los graves delitos por los que está procesado. Es preferible que Carles Puigdemont sea entregado por un tipo penal de menor gravedad respecto de los imputados a sus colaboradores que mantenerle en Waterloo en campaña de denigración permanente contra nuestro sistema democrático".

La euroorden es el mismo mecanismo que ha utilizado la justicia española para evitar, al menos de momento, la puesta en libertad en Francia del dirigente de ETA Josu Ternera, que por la mañana había sido liberado con la obligación de presentarse una vez a la semana en un juzgado de París y por la tarde volvió a ser detenido. Los letrados de Ternera asegura que su patrocinado es un campeón de la paz. De la pieza de Silvia Ayuso en El País: "Sus abogados perfilaron este jueves lo que se intuye será también la principal línea de defensa cuando comiencen los juicios que tiene pendientes, para los que aún no hay fecha fijada. La de que Urrutikoetxea es un hombre “comprometido” que se arriesgó apostando por la paz y que participó en las principales negociaciones con el Gobierno español de los últimos años. Y, también, la de un hombre enfermo que requiere de unos cuidados que no puede recibir en prisión. El abogado Laurent Pasquet-Marinacce lo ha presentado como el “principal artífice del fin de la lucha armada” de ETA. Josu Ternera tuvo un “lugar activo y central en todos los esfuerzos e iniciativas desde finales de los años noventa para poder lograr una salida pacífica al conflicto”, sostuvo el abogado al defender el “combate de 30 años por la paz” de su defendido".

Ayer se cumplió el 32 aniversario del atentado etarra en Hipercor que se saldó con 21 víctimas mortales. Fue el primer coche bomba de ETA y abrió la fase de los atentados indiscriminados. En el E-notícies destacan las flagrantes ausencias de Quim Torra y Ada Colau en el tradicional homenaje: "En representació del Govern, ha estat el secretari general d'Interior, Brauli Duart. També ha estat present la directora general de Suport a Víctimes del Terrorisme del govern espanyol, Sonia Ramos. En l'acte també han anat el vicepresident segon de la Mesa del Parlament Joan Garcia (Ciutadans), el secretari segon David Pérez (PSC), els diputats de Ciutadans Maria Valle, Matias Alonso, Joan Castel, el diputat al Congrés per VOX Ignacio Garriga, els regidors Albert Batlle (PSC), Paco Sierra i Marilén Barceló de Ciutadans i Josep Bou (PP)".

20 de junio, santoral: Metodio, Novato y Silverio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información