Menú Buscar
Primeras planas

Aforados, desaforados y un expolicía tóxico

La prensa en general echa agua al vino de la reforma constitucional de Sánchez para decapitar a Casado. El nombre de la ministra de Justicia, en el sumario del comisario Villarejo

10 min

La chistera del presidente Sánchez es un pozo sin fondo. De entrada, que Sánchez pronuncie un discurso para conmemorar sus cien días en Moncloa es un detalle singular, así como que los celebre con el golpe de efecto de los aforamientos. La prensa de la tesis doctoral considera que es una huida hacia delante (Abc), un intento de tapar la tesis (El Mundo) y una maniobra contra Pablo Casado (La Razón). Según la portada del diario monárquico de Vocento, "la Moncloa monta un acto al presidente para celebrar 100 días de dimisiones, rectificaciones, rebelión de jueces y fiscales, amenazas a los medios por desvelar los plagios de su tesis, y ahora anuncia una reforma de la Constitución en plena ofensiva del populismo y el secesionismo".

En el diario de Planeta se da la coincidencia de que ayer recibían a Pablo Casado, que aparece en la primera página flanqueado por la plana mayor de su partido y directivos del periódico. "No vamos a morder el anzuelo de los aforamientos", declara. 
larazon

La reforma planteada por Sánchez está abocada al fracaso en términos prácticos y no parece que haya causado gran efecto, según la nota de El País: "Sonó como un anuncio impactante tras una semana difícil para el Gobierno, pero con el paso de las horas el impacto se suavizó. El presidente, Pedro Sánchez, aseguró por la mañana que promoverá una reforma exprés de la Constitución en dos meses para “eliminar” el aforamiento de los políticos. Pero a lo largo del día el Ejecutivo concretó que en realidad no se eliminará, solo se acotará. Se mantiene para los delitos cometidos “en el ejercicio estricto de su cargo” y se retira en los demás. La mayoría de los escándalos de los últimos años llegaron con delitos cometidos por políticos corruptos en el ejercicio de sus cargos".

Además, el diario de Prisa le afea la conducta a Sánchez en pieza editorial: "Reformar la ley fundamental del Estado requiere tiempo, debates minuciosos y un amplio consenso, como por lo demás prevé la propia Constitución. La urgencia con la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, planteó ayer la modificación de la figura procesal del aforamiento, para que esté vigente en 60 días, no respeta estos presupuestos, sino que responde más a un juego político de corto alcance".

Gastado el cartucho de fogueo, cada día tiene su afán y lo que se recose por un lado puede descoserse por otro. El Ministerio de Justicia es un punto caliente del Gabinete sanchista. Pudiera ocurrir otra de esas catástrofes cotidianas de los últimos cien días. El nombre de la ministra Dolores Delgado aparece en un sumario alusivo al "comisario" Villarejo (tocar madera), según advierte El Confidencial en su apertura: "El juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea y la Fiscalía Anticorrupción tratan de determinar, en el marco de la pieza Pit sobre la extradicion a Guatemala del empresario español Ángel Pérez-Maura, si Dolores Delgado, ahora ministra, participó en su etapa como fiscal en la Audiencia Nacional en una reunión celebrada en 2017 con uno de los principales impulsores de la orden de detención y posterior proceso de extradición del empresario, informan a El Confidencial fuentes del caso. El comisario José Manuel Villarejo tenía el encargo desde 2016 de frustrar esta entrega a cambio de sustanciosos pagos y, según los datos recopilados hasta el momento por los investigadores, anotó una cita con Delgado vinculada con estos propósitos".

Lío mayúsculo, como todo lo relacionado con ese tenebroso policía ahora en prisión. El Independiente recoge el hilo para añadir que sí se vio con Villarejo a pesar del desmentido del ministerio. Del citado medio: "Pero la titular de Justicia va más allá cuando dice que mientras ejerció como fiscal de la Audiencia Nacional “ni concertó ni mantuvo cita alguna con el comisario citado en la información, con el que nunca ha tenido relación de ningún tipo”. Este extremo, según las distintas fuentes consultadas por este medio, no es cierto".

Continúa el texto: "Durante su etapa de fiscal en la Audiencia Nacional, la ministra sí que mantuvo contactos con el comisario que durante décadas se dedicó a la lucha contra el terrorismo. Además, la buena relación que su íntimo amigo, el exjuez Baltasar Garzón, mantenía con Villarejo le hizo asistir a varios almuerzos con el comisario hoy preso. (...) Dos horas después de que Justicia hiciera público su desmentido, la ministra Dolores Delgado matizó sus palabras en declaraciones a los periodistas tras participar en la inauguración de un curso en el Centro de Estudios Jurídicos: “No he mantenido ninguna cita de ningún aspecto profesional de trabajo como fiscal en la Audiencia Nacional con Villarejo”".
elpais

Cosa catalana. La prensa soberanista censura que Sánchez no hablara de Cataluña en su balance centenario, pero celebra por todo lo alto la "plantofada" (El Punt Avui) de la justicia belga al negar a la española la extradición del rapero Valtònyc, lo Tomeu Penya del hip-hop marxista leninista. El abogado Gonzalo "Ahí lo dejo" Boye está que se sale y se expande, crece a lo ancho en fama y reconocimiento. También su joven patrocinado, que acabará en la lista de la Crida de Puigdemont.

De la pieza de Vilaweb: "‘Venim a guanyar-ho tot, anirem al Tribunal Europeu de Drets Humans per crear un precedent’, deia ahir el raper Valtònyc. Era davant el jutjat de primera instància de Gant, on li havien anunciat que la seva extradició, demanada per l’estat espanyol, havia estat refusada. Un altre cop per a l’estat espanyol, que veu com les justícies europees, ara l’una ara l’altra, li deneguen les peticions d’extradició. Valtònyc vol dur el cas a Europa i fer evident que l’estat espanyol vulnera els drets fonamentals i aplica el dret amb tendenciositat política".

Conmoción en el remaquetado digital de Joan Puig, que ahora se llama La República, por dos detalles de la manifestación de Mossos frente a la consejería de Buch. El abucheo a los funcionarios que salieron a pedir la libertad de los presos, que en el medio atribuyen a la nefasta influencia de mossos "unionistas". El otro asunto que les preocupa es que los manifestantes echaran con cajas destempladas a Albert Donaire, el jefe de los Mossos per la República de la Assemblea de Paluzie.

La acampada en la plaza de Sant Jaume amenaza con enquistarse, según una nota de El Món: "Des de diumenge passat, després que foragitessin una manifestació contra la immersió lingüística organitzada per la plataforma Hablamos Español, l’autoproclamada Acampada per la llibertat s’ha fet forta a la plaça de Sant Jaume. Els primers dies eren només unes poques tendes en un cantó de la plaça i ara ja arriben gairebé a la trentena, instal·lades en grup al costat dret del Palau de la Generalitat".

Párrafos después: "Els acampats estan disposats a col·laborar amb les autoritats perquè la seva presència a la plaça no interrompi les activitats que hi estan previstes. S’acosten les festes de la Mercè a Barcelona i aquells dies esperen continuar desplegats a la plaça. Han demanat veure’s amb l’alcaldessa de Barcelona, Ada Colau, però ni ella ni cap membre del govern municipal els ha fet cap visita, cosa que els acampats recriminen. De moment tenen el compromís del govern català, i directament del president Torra, que no seran desallotjats a no ser que hi hagi raons de seguretat que ho obliguin".

A saber qué entenderá Torra por "razones de seguridad".

18 de septiembre, santoral: José de Cupertino, Océano de Nicomedia y Ricarda de Andlau.