Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente Pere Aragonès (d) y el exprimer ministro francés, Bernard Cazeneuve (i), en una conferencia en París / GENCAT

El zasca del exprimer ministro francés al independentismo de Aragonès

Cazeneuve, que ha asistido a una mesa redonda con el 'president' en París, le ha advertido de la "gran desconfianza hacia todo lo que podría dislocar Europa con reivindicaciones nacionalistas"

3 min

El socialista Bernard Cazeneuve, antiguo primer ministro francés, ha reprochado a Pere Aragonès su proyecto independentista y le ha recordado que en los tratados europeos hay "una gran desconfianza hacia todo lo que podría dislocar Europa con reivindicaciones nacionalistas". Cazaneuve, que fue ministro de Interior y luego jefe de Gobierno durante el mandato del presidente François Hollande, ha participado junto a Aragonès en una conferencia en París.

El presidente de la Generalitat ha defendido su negociación con el Gobierno español para lograr un referéndum pactado, pero Cazeneuve le ha advertido de que la UE no puede intervenir en el proceso de definición de la organización interna de uno de sus miembros y que solo aceptaría la independencia de un territorio si se hiciera respetando las normas internas del Estado en cuestión. Lo que excluye cualquier vía unilateral.

Proceso de negociación

Aragonès ha participado en una mesa redonda durante la universidad de verano de la patronal francesa Medef, en la que ha coincidido con el presidente de Córcega, el autonomista Gilles Simeoni, y con Cazeneuve. El president ha defendido una Cataluña independiente dentro de una "Europa federal" y ha admitido que no será la UE la que resolverá los problemas de Cataluña con España, para los que hay que buscar un acuerdo entre las dos partes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, durante una reunión en La Moncloa / Alberto Ortega - EUROPA PRESS
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, durante una reunión en La Moncloa / Alberto Ortega - EUROPA PRESS

Ha explicado que hay "un proceso de negociación con el Estado" y que lo que defienden allí es "un referéndum sobre la independencia y una ley de amnistía para acabar con las consecuencias represivas del referéndum de octubre de 2017".

Debate lingüístico

Ha justificado la voluntad de independencia por los problemas de "reconocimiento de nuestra lengua", por la gestión de las competencias autonómicas o de los impuestos, pero sobre todo "porque creemos que la mejor forma de gestionar una sociedad, la sociedad catalana, que tiene aspectos diferentes de la sociedad española (...) es ser un Estado independiente, y lo hacemos desde un profundo europeísmo".

"Nos definimos como independentistas catalanes y federalistas europeos --ha añadido-- porque creemos que la cooperación entre Estados en Europa es básica y la manera es hacerlo como un Estado independiente de la UE".