Menú Buscar
José Luis Zapatero, el concejal Jaume Collboni y el expresidente de la Generalitat José Montilla, en la sede del PSC / EUROPA PRESS

Zapatero irrita a Artadi y Rahola por hablar de "diálogo" y "cocapitalidad"

El expresidente del Gobierno recibe duras críticas de la concejal de JxCat y la tertuliana nacionalista tras su visita a la ciudad

5 min

Los gestos de distensión del Gobierno español hacia la élite independentista que dirige la Generalitat de Cataluña tampoco gustan a los herederos de la antigua CiU y a sus simpatizantes mediáticos. Un nuevo ejemplo de ello se ha producido este miércoles, al hilo de la visita del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero a Barcelona.

El exdirigente socialista ha defendido el "diálogo" y la idea de que la Ciudad Condal comparta la capitalidad de España, alabando su liderazgo tecnológico, universitario y científico: "No hace falta que nadie la nombre cocapital. Ya lo es. Barcelona tiene autoridad por sí misma, que no se lo imponga nadie", ha indicado. Y ha asegurado que ni Europa, ni España ni Cataluña pueden prescindir de la potencia de una de las ciudades que considera más importantes del mundo.

"Barcelona no puede conformarse con ser la capital de Cataluña, es una ciudad del mundo con un liderazgo en el mundo", ha agregado ZP. 

"Menosprecian a los catalanes"

Este planteamiento, sin embargo, ha ofendido a Elsa Artadi, concejal de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, que lo ha desdeñado con el siguiente comentario en sus redes sociales. Asumiendo, como es habitual en la élite nacionalista, que los catalanes son sólo quienes piensan como ellos: "No entienden nada y menosprecian a los catalanes. Barcelona ambiciona ser capital de Estado, y no la cocapital de nada, ni de nadie", ha dicho.

Rahola le llama "patético"

En similares términos se ha expresado otro referente mediático del nacionalismo catalán, la tertuliana de TV3 Pilar Rahola, quien ha despreciado el pregón de Santa Eulàlia pronunciado por Zapatero en el barrio barcelonés del Born indicando que "hacía tiempo que no escuchaba un discurso tan vacío, desnudo de sentido político y forzado. Retórica insulsa, paternalista y perdonavidas. Patético".

Durante dicho pregón, Zapatero ha comentado, por ejemplo, que "me gustaría que hubiera una mesa de diálogo en cada esquina, en cada bar. Es un gran reto para la sociedad civil, porque de nada servirá el diálogo sin su apoyo". Algo que, a tenor de lo visto, ha molestado sobremanera a Rahola.

"Diez años perdidos"

Zapatero, asimismo, ha asegurado que la llegada del PSOE al Gobierno español logrará que Barcelona y Cataluña recuperen el liderazgo después de una época marcada por los independentistas en la Generalitat y el PP en Moncloa: "Estos diez años perdidos los tenemos que recuperar en cuatro. Y aún mejor si es en menos tiempo", ha indicado durante la jornada Les capitalitats de Barcelona que se ha celebrado en la sede del PSC.

"Desde hace años ha quedado casi todo paralizado. No se ha trabajado conjuntamente en nada. Hemos tenido una suma de procés y PP. Y ahora vamos a tener un tiempo de PSOE, diálogo y una Barcelona que está a las cosas", ha añadido el expresidente del Gobierno socialista.

Zapatero se ha mostrado optimista respecto al futuro, en el que ha instado a integrar, sumar, trabajar y no acusar. Algo que cree que permitirá atraer nuevos éxitos para la ciudad.