Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exdiputado de ERC Xavier Vendrell / EFE

Xavier Vendrell niega las acusaciones de tráfico de influencias para ayudar a Puigdemont

El exdiputado de ERC asegura que “hay mucha gente dispuesta a ayudar" a los líderes independentistas huidos

6 min

El exdiputado de ERC Xavier Vendrell ha negado este sábado por la mañana las acusaciones sobre malversación y blanqueo de capitales que pesan sobre él. Descarta, asimismo, que exista alguna “trama para financiar” la huída de Puigdemont.

El exmilitante del grupo terrorista Terra Lliure se ha declarado inocente de los cargos que pesan sobre él en la operación Voloh en una entrevista en Catalunya Ràdio. La investigación del Juzado de Instrucción 1 de Barcelona, liderado por Joaquín Aguirre, en la que se le acusa a 21 personas de los presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias, malversación y blanqueo de capitales.

Solidaridad

Estoy convencido de que no hay trama para financiar a Pugdemont”, sentencia el imputado. Defiende que la vida que lleva el expresidente de la Generalitaten Waterloo se sostiene gracias a que “hay mucha gente dispuesta a ayudar a que las personas que vivan exiliadas puedan hacerlo de la manera más digna posible”.

El juez responsable del caso asegura que la investigación del miembro de Esquerra ”pone de manifiesto una estructura clientelar en la administración catalana en la que impune y arbitrariamente se reparten los fondos públicos”. Sospecha que el exdiputado republicano usó su influencia política para contactar con miembros del Govern con el fin de beneficiar sus distintos negocios, vinculados al tratamiento de residuos municipales, los laboratorios de biomecánica y hasta la fabricación de tests de Covid.

Villa Bugatti

En los atestados se recoge que Vendrell “pretende que a través de una modificación puntual del Plan de Ordenamiento Urbano Municipal (POUM) de Cabrera de Mar se proceda a la recalificación urbanística de Villa Bugatti que afecta a 48.000 metros cuadrados y permitiría revalorizar sus fincas pasando su valor de cinco a 10 millones de euros". Además, “pretende desarrollar un proyecto educativo a través de la Fundación El Brot y mantener la actual actividad de banquetes. Ello supone una flagrante irregularidad pues el propio POUM establece que el desarrollo urbanístico ha de hacerse a través de la redacción y aprobación de un Plan Parcial”.

El exdiputado ha preferido no hacer declaraciones sobre el inmueble de Cabrera de Mar. Se ha limitado a señalar que él no es el propietario de la villa y alegar que explicará “más adelante” su relación con este negocio. “Me han exigido que no entre en detalles”, indica. También ha señalado que espera conocer los detalles “de qué se nos acusa”.

"Acusaciones infundadas

Vendrell mantiene que las acusaciones que pesan sobre él y el resto de implicados en la operación Voloh son “absolutamente infundadas”. Acusa a las autoridades españolas de estar “obsesionadas con quién paga”. “Es el pueblo catalán que no dejaremos caer a nuestra gente”, sostiene.

Las intervenciones telefónicas del detenido autorizadas por la Justicia señala que habría contactado con miembros del Ejecutivo actual de ERC como el responsable de Educació, Josep Bargalló, o de Salud, Alba Vergés, para desencallar presuntamente algunos de sus proyectos económicos. Además, según el auto, en una conversación telefónica se jactó de que tras el nombramiento de Salvador Illa en el Gobierno iba a tener "acceso" al ministerio de Sanidad, algo que "considera clave porque ha puesto mucho tiempo y dinero y llega la hora de recoger".

Ayuntamientos

En opinión del instructor del caso, las diferentes conversaciones interceptadas revelan "el interés de Xavier Vendrell en el tratamiento de residuos de determinados municipios vinculados fundamentalmente a ERC", hasta el punto de que llegó a "tocar" a 700 ayuntamientos, el más importante de ellos el de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), donde las "negociaciones estarían más avanzadas". "Otro de los negocios en los que se ha sabido que Xavier Vendrell pretende beneficiarse de sus relaciones con políticos de ERC es el de los laboratorios de biomecánica", añade el juez Aguirre, que cree que "para lograr un trato de favor" se reunió con la consellera Vergés "en un encuentro que duró más de tres horas y del que le dijo a su esposa que había ido muy bien".

Además de Vendrell, en la investigación están involucrados otros dirigentes independentistas relacionados con el procés como cerebros en la sombra. Se trata de la antigua mano derecha de Artur Mas, David Madí, o del empresario Oriol Soler.

Destacadas en Política