Menú Buscar
El actor y activista político Willy Toledo / EFE

Willy Toledo se refiere a Irene Montero como "la trepa número uno"

El actor ha criticado duramente el beneficio económico de los líderes de Podemos y la compra de su chalé en Galapagar

3 min

La entrevista que Willy Toledo ha concedido a El Mundo también ha tenido hueco para criticar algunas esferas y decisiones de políticos españoles de primera línea. El conocido actor, activista y comunista ha decidido atizar con dureza a la formación política Podemos, liderada por Pablo Iglesias e Irene Montero.

Las declaraciones han generado todo tipo de reacciones en las redes sociales. Cuestionado sobre la compra de los dirigentes del partido morado de un chalé en Galapagar, el actor se ha referido a Montero como "la trepa número uno". Un comentario que algunos han compartido y otros miles han criticado por machista. 

El actor ha criticado la falta de ética de los dirigentes. "Decían que no venían a ganar dinero en la política. Y ahora tienen muchísimo más dinero que cuando entraron a la política", y ha continuado: "Un partido en el que el número uno es pareja de la número dos y esa número dos lo es sólo después de haber sido pareja del número uno... Es porque es la trepa número uno."

Críticas a Ahora Madrid

Acostumbrado a criticar a la derecha española, Toledo ha sorprendido con estas declaraciones a las que también ha dedicado algunas palabras contra Ahora Madrid. La marca blanca de Podemos que gobierna el Ayuntamiento de la capital asegura que el 95% le ha decepcionado. "Carmena ha recibido a Hogar Social Madrid, unos nazis. Ha recibido a la familia de Leopoldo López, un golpista condenado. Le ha dado las llaves de la ciudad al presidente de Israel, con lo que está pasando en Gaza. Ha aprobado el megaproyecto de Florentino", cargando contra las altas esferas.

Algo que ha comparado con los más necesitados: "Los manteros denuncian que desde que llegó Carmena al Ayuntamiento se ha triplicado la persecución a su colectivo. Rita Maestre enseña el sujetador y luego se va a casa del obispo a pedir perdón... Es todo happy flower, hipismo de cuarta generación. Son patéticos."